Las competencias más buscadas por las empresas

900 100 957 | 619 926 324

 

Las competencias más buscadas por las empresas

Valora este artículo
(0 votos)
Escrito por Jueves, 07 Julio 2016 10:47;

Los informes que se publican cada año y las noticias diarias en la prensa y blogs especializados, insisten, una y otra vez, en que un título formativo por sí solo ya no es garantía de éxito a la hora de encontrar trabajo o mantenerse en él.

Si bien esta formación es condición imprescindible, hay una serie de habilidades personales y competencias técnicas que las empresas valoran y que realmente necesitan en sus empleados.

Las circunstancias bajo las que se desarrolla el trabajo hoy en día, nada tienen que ver con las de hace apenas una década y las expectativas de cara al futuro más cercano nos hacen pensar que esta evolución no hará otra cosa que coger cada vez mayor velocidad. Puede que no nos esperen cambios drásticos y repentinos, pero hace ya tiempo que estamos en la era de la evolución constante.

Pues bien, todo esto nos lleva a que las empresas, cuando buscan candidatos para sus procesos de selección, ya no sólo necesitan en ellos que tengan una formación concreta, eso es un básico, un commodity, sobre el cual construir todas las demás características necesarias. Perdonadme el símil, pero como si de un coche se tratara, el título formativo es lo que viene de serie y los extras son todo aquello a mayores que debemos aportar. Y… ¿qué es ese algo más? ¿A qué me refiero?

Estos son los requisitos del empleado perfecto:

Idiomas: casi ya un básico desde hace mucho tiempo. La formación en idiomas en un mundo globalizado, con deslocalización de sedes centrales y plantas de producción y con clientes a lo largo y ancho del planeta, es imprescindible. Sí es verdad que según el sector o la industria hacia los que enfoques tu carrera profesional, puede que un determinado idioma sea el relevante. Enfócate hacia él, aunque está claro que en esto de los negocios el idioma inglés sigue siendo el rey.

Orientación al cliente: si de reyes hablamos aquí llega nuestro siempre venerado cliente. Pero es cierto que nunca, como hasta ahora, había sido el eje central de todos los procesos empresariales. Seamos realistas, sin ellos las empresas carecen de sentido, son su razón de ser y cada empleado de una compañía, esté en el departamento comercial, de marketing, ventas o en cualquier otro, debe tenerle siempre presente.

Destrezas tecnológicas: la evolución de las tecnologías que hemos presenciado en las últimas décadas ha sido brutal. Ha puesto patas arriba todo nuestro mundo y no se parece mucho a cómo lo conocimos los nacidos antes de los 90´s. Tenemos a nuestro alcance artilugios que ni siquiera habíamos imaginado y aplicaciones en línea para casi todo lo que se nos ocurra. Pues bien, esas herramientas digitales están ahí para mejorar nuestro trabajo diario y hacernos más productivos. Estudia y analiza aquellas herramientas y software que son más útiles en la profesión que quieres desempeñar. Conocerlas y saber hacer uso de las mismas antes de acudir a una entrevista de trabajo será muy útil.

Capacidad de adaptación: no cabe duda de que esto es de lo que os vengo hablando en todo el post. Cambio, evolución, renovación, innovación,…. de nuestro entorno y de nosotros mismos. Ahí está la clave de tu carrera profesional. Sólo alcanzará el éxito aquel que esté dispuesto aprender durante toda su vida, de forma constante, sin límites y sin barreras.

Habilidades interpersonales: de todos es sabido y los estudios de los últimos años así lo refrendan, que las empresas donde reina el buen humor y con un clima laboral estupendo, al fin al cabo empresas felices, la productividad de sus empleados es más elevada y es más fácil retener el talento.

Ahora bien, esto se consigue que con unas políticas empresariales acertadas y con las personas adecuadas, que tienen por bandera:

  1. Buena comunicación: es necesario para poder trabajar en equipo y relacionarse de forma adecuada con todos los grupos de interés de la empresa.  
  2. Empatía: desarrollar una profesión no es siempre un camino de rosas. Ponerse en el lugar del otro cuando las cosas vienen mal dadas ayudará a superar los momentos críticos. El egoísmo y pensar en uno mismo no es una buena medicina para la salud de la empresa que la que trabajes.
  3. Creatividad: adaptarse a los nuevos tiempos y mejorar las tareas que se realizan exigen hacer uso de la creatividad. Nuevos productos, nuevos canales de venta, nuevos modelos de negocio, en definitiva, oportunidades para las empresas que pasan por un ejercicio de imaginación de sus empleados.
  4. Positividad: el optimismo de sus trabajadores es un puntal para cualquier organización.

Valores: cada vez más las empresas dan importancia a que sus empleados estén en línea con los valores de la compañía. Valores que además de escribirse en un plan estratégico deben vislumbrarse en cada decisión de la compañía y en cada acción que se lleva a cabo. Las personas que forman cada empresa las representan en cada momento y por ello es tan importante esa simbiosis entre empresa y trabajador.

La honestidad en la forma de trabajar y en las decisiones que se toman cada día y la lealtad a los valores empresariales son dos valores que se esperan en los trabajadores de hoy. La empresa debe hacer un esfuerzo por cultivarlos y el trabajador tener la capacidad de asumir ese reto.

Después de este repaso de habilidades y competencias, ¿Qué te parece? ¿Estás de acuerdo? ¿Cumples estos requisitos?

Visto 2182 veces

¡Compártelo!:

 
 
 
   

Ayúdanos a mejorar:

Tenemos en el horno un montón de contenidos para nuestro Blog a puntito de salir, pero como nuestro objetivo es que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible, nos gustaría saber sobre qué temáticas o contenidos te gustaría leer o qué tipo de contenido te resultaría más útil.

Rellenando esta breve encuesta, nos ayudarás a crear un espacio acorde con tus preferencias y las del resto de usuarios.

Últimos artículos: