Consecuencias del estrés laboral

900 100 957 | 619 926 324

 

Consecuencias del estrés laboral

Valora este artículo
(0 votos)
Escrito por Jueves, 08 Agosto 2019 08:30;
Categoría: Orientación Laboral;

El estrés laboral, como su propio nombre indica, es un tipo de estrés que se da en el ámbito laboral y que suele provocar saturación y colapso físico y mental en el trabajador que lo padece, lo que a su vez afecta a ámbitos de la vida personal.

A pesar de que los efectos del estrés laboral varían de una persona a otra, las investigaciones de expertos, universidades y la Organización Mundial de la Salud (OMS) coinciden en que existen algunos factores comunes que impulsan esta patología.

Factores que agravan las consecuencias del estrés laboral.

ebook gratis estrés laboral

  • El ambiente físico: temperatura, humedad, ruido, iluminación, …
  • Las demandas del propio trabajo: un turno de trabajo excesivo, la sobrecarga de tareas, la exposición a riesgos laborales, …
  • Las características de las tareas: la relación entre la capacidad del trabajador y el requerimiento de su puesto, la comunicación entre líder y equipo, el grado de autonomía, …
  • El desempeño de roles: los conflictos entre los compañeros, la ambigüedad en cuanto al reparto de tareas, …
  • Las relaciones interpersonales y grupales: entre pares, con clientes y proveedores, …
  • El desarrollo de la carrera: sentirse estancados en una misma posición o percibir como injustas las promociones aprobadas por la dirección.
  • Las nuevas tecnologías: la alta conectividad que proporcionan exige una constante atención que puede llegar a saturar.
  • El clima organizacional: un sistema muy centralizado, un proceso demasiado burocratizado o un liderazgo autoritario o ausente.
  • Factores externos

 

La depresión es una de las consecuencias del estrés laboral

 

Síntomas y consecuencias del estrés laboral

Todas las causas mencionadas desarrollan una serie de síntomas que, según nuestra capacidad para detectarlos y tratarlos, tendrán unas consecuencias a corto, medio o largo plazo.

  • A nivel psicológico pueden aparecer alteraciones emocionales, alteraciones cognitivas o de pensamiento y cambios en el comportamiento. Estos síntomas de estrés laboral pueden llegar a patologizarse, dando lugar a trastornos psicológicos como ansiedad, depresión y problemas asociadas al consumo de sustanciar, entre otros.
  • A nivel biológico, el estrés laboral genera un aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, de la tensión muscular, alteraciones en las pautas de sueño y digestivas. Según el órgano que se active a consecuencia de estos síntomas y del tiempo que permanezcan activados, pueden aparecer consecuencias negativas para la salud como la hipertensión arterial, problemas digestivos, cefaleas, fatiga, dolores musculares e insomnio, entre otras.
  • A nivel social, el primer ámbito en verse afectado por el estrés laboral es el propio trabajo ya que quien lo padece se implica cada vez menos y progresivamente lo manifiesta en forma de absentismo, bajo rendimiento, escasas o nulas relaciones laborales, y su actitud repercute de forma negativa en el clima organizacional.

Fuera del trabajo, el estrés laboral también pasa factura. El afectado disminuye sus relaciones sociales, familiares o de pareja, deteriorando la calidad de estas y dedicando menos tiempo a sus aficiones.

Las consecuencias de estos síntomas prolongados en el tiempo son los problemas sociales, familiares o de pareja, así como las malas relaciones en el trabajo y un posible despido.

 

infografía sobre el estrés laboral

 

El síndrome del desgaste ocupacional

Síndrome de desgaste ocupacional (SDO), síndrome del trabajador desgastado, síndrome del trabajador consumido, síndrome de quemarse por el trabajo o síndrome de la cabeza quemada son solo algunos de los nombres para denominar la última enfermedad laboral reconocida por la OMS y que entrará en vigor en 2022.

Este trastorno hace referencia a aquellas personas que viven una situación de estrés laboral continuado hasta el punto de que puede ser incapacitado laboralmente, y la mayor diferencia con el estrés “habitual” es que supone una disminución de la capacidad de la persona para poner en marcha estrategias de afrontamiento.

El síndrome burnout es más frecuente en las mujeres, en personas sin pareja o con poco apoyo familiar, y durante los primeros años del ejercicio profesional. Este último dato puede explicar por qué el porcentaje de SDO es mayor en trabajadores jóvenes que en aquellos de más de 35 años.

Por tanto, el estrés laboral no es un tema que deba tomarse a la ligera.

 

Foto de portadacreado por creativeart - www.freepik.es

Visto 310 veces

¡Compártelo!:

 
 
 
   

Newsletter:

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
He leído y Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!

Ayúdanos a mejorar:

Tenemos en el horno un montón de contenidos para nuestro Blog a puntito de salir, pero como nuestro objetivo es que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible, nos gustaría saber sobre qué temáticas o contenidos te gustaría leer o qué tipo de contenido te resultaría más útil.

Rellenando esta breve encuesta, nos ayudarás a crear un espacio acorde con tus preferencias y las del resto de usuarios.

Últimos artículos: