La diferenciación de productos en comercio electrónico

900 100 957 | 619 926 324

 

La diferenciación de productos en comercio electrónico

Valora este artículo
(0 votos)
Escrito por Jueves, 21 Junio 2018 10:30;

Más del 90% de los comercios electrónicos fracasan antes de haber cumplido su primer año de vida. Esta estadística tan negativa no está necesariamente relacionada con el diseño de la página web o una campaña de marketing fallida. Algo tan básico como la ficha de un producto basta para que un cliente muestre su rechazo a comprar en tu tienda online.

A la hora de crear la ficha de un producto, debes tener muy en cuenta cómo reaccionará el cliente al verlo. Si nuestros productos están creados de manera óptima, conseguiremos atraer su atención; si por el contrario, no le hemos dedicado el tiempo suficiente a elaborar la ficha de producto, no lograremos convencer al cliente para que lo compre. Por eso, es preferible tener pocos productos, pero muy bien definidos, a muchos y mal diseñados.

Una de las múltiples opciones a la hora de diseñar la ficha de un producto es su diferenciación por atributos. Muchos dueños de tiendas online desconocen el uso tan importante de esta herramienta, así que en este post vamos a hacer un pequeño repaso sobre cómo diferenciar las características de los productos y su aplicación en un comercio electrónico. 

 

¿Qué es la diferenciación por atributos? ¿Cómo se clasifican?:

Llamamos atributos a las diferentes características de un producto, ya sean tangibles o intangibles, que son imprescindibles para su comercialización. Cada producto tiene sus propios atributos, por lo que no podemos generalizarlos, ya que cada uno tendrá sus propias características y complementos. La diferenciación de productos es necesaria para que el cliente elija entre un abanico de posibilidades y facilitar la venta del mismo.

ejemplo de diferenciación de color en atributos de producto para comercio electrónico

Dentro de los atributos tangibles, vamos a diferenciarlos en dos tipos:

Diferenciación del producto por Atributos Físicos

Son las características físicas y materiales del producto, composición, etc., aquellas que pueden ser perceptibles por los sentidos, como el color, olor, textura, sonido, forma, etc.

Suelen considerarse atributos físicos las cualidades organolépticas, la composición, el color, el olor, el tamaño, el sabor, la cantidad, el diseño, el envase, el embalaje, el etiquetado… Y cualesquiera otros que puedan ser percibidos por los sentidos.

Se acostumbra a decir que el consumidor en el momento de decidirse por adquirir un producto tiene, realmente, más en cuenta los atributos físicos, como el color o el olor. Además hay atributos que permiten que el mismo tipo de producto pueda llegar a diferentes segmentos del mercado. Es el caso del tamaño o de la cantidad.

 

Diferenciación del producto por Atributos Funcionales

Son aquellas características del producto que se relacionan con la satisfacción de la necesidad por la que fue adquirido, es decir, las utilidades o prestaciones del producto.

Son atributos funcionales el surtido, la gama, el coste, la usabilidad… Y por lo general cualesquiera otros mencionados al tratar los atributos físicos, pueden ser asimismo atributos funcionales, según los casos. El diseño acostumbra a considerarse cada vez más como un vendedor silencioso.

También, pueden considerarse atributos funcionales aquellos servicios que se ofrecen conjuntamente con el producto, como es el caso de los servicios postventa. Ya se trate de reparación, mantenimiento, garantía, etc.

 

Los atributos intangibles, también llamados psicológicos, son aquellos relacionados con la percepción del producto por parte del consumidor.

Se consideran atributos psicológicos la marca y la calidad. La marca de un producto es la denominación con que se comercializa, pudiendo coexistir o no con un logotipo, de carácter gráfico.

 

 

En definitiva, los atributos de un producto, cualquiera que sea su clasificación, forman aspectos esenciales del mismo. No obstante, su diferenciación determinará que nos encontremos frente a un producto diferente.

 

El uso de los atributos en la diferenciación del producto en una tienda online

persona trabajando en la diferenciación de productos de un ecommerce

Tomando en cuenta la clasificación de los atributos ya mencionada, procede a crear una lista de atributos según tu catálogo de productos. Antes de configurarla, establece cuáles van a ser las características por las que diferenciar tus productos, a través de qué elementos filtrar cada producto para comprar uno u otro, y, una vez hecha la lista, es el momento de crear los atributos en el catálogo.

Estos atributos creados te ayudarán para filtrar los productos por sus características propias y facilitará al cliente encontrar más rápido aquello que está buscando, sin que tenga que hacer una búsqueda más exhaustiva y correr el riesgo de perderlo. Según la web Statista, el factor más determinante que a los internautas en 2017 los hizo decantarse por comprar online en vez de en tienda física, fue la comodidad, con un 44% del total de respuestas. Conviene no subestimar nunca la paciencia del cliente.

Las variaciones de los atributos pueden incidir directamente en el precio. Si vendemos un mismo producto que pueda estar hecho de diferentes materiales, no va a costar lo mismo usar materiales más económicos frente a otros de mejor calidad y más caros. Por lo tanto, a ciertos atributos conviene aplicarles precios diferentes para diferenciar que, de facto, son otros productos y que tienen un precio distinto.

El usuario, al ir cambiando los atributos de un producto y ver sus variaciones, tendrá dos efectos la mayor parte de las veces: un cambio en la imagen y otro en el precio (ya mencionado antes). No todos los cambios de variaciones en los atributos traen como consecuencia un cambio necesario de imagen o precio, pero los hay obligatorios para que el cliente pueda visualizar el propio cambio del producto en la ficha.

Por ejemplo, si vendemos un recipiente y uno de los atributos es el tamaño, al ponerlo tamaño XL, tendrá un aspecto diferente del que se vende por defecto en la ficha de producto. Esta variación debería traer consigo un cambio de imagen para ofrecer el nuevo recipiente, así como su correspondiente cambio en el precio (si lo tuviera).

 

Vender más cuesta muy poco

La necesidad de incrementar las ventas es la máxima prioridad de cualquier negocio. Un comercio electrónico no solo hay que mantenerlo, sino potenciarlo cada vez más. Actualmente, el mundo del ecommerce y el marketing digital está lleno de cursos con el que ampliar los conocimientos sobre la diferenciación de productos, cada vez más especializada por los profesionales del sector.

De ti depende dar el salto cualitativo, romper las barreras y convertirte en un empresario online de éxito.

Porque, como decía Henry Ford: Hay hombres que creen que pueden y otros que piensan que no pueden., ambos tienen razón. ¿Cuál eres tú?

 

Visto 1207 veces

¡Compártelo!:

 
 
 
   

Ayúdanos a mejorar:

Tenemos en el horno un montón de contenidos para nuestro Blog a puntito de salir, pero como nuestro objetivo es que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible, nos gustaría saber sobre qué temáticas o contenidos te gustaría leer o qué tipo de contenido te resultaría más útil.

Rellenando esta breve encuesta, nos ayudarás a crear un espacio acorde con tus preferencias y las del resto de usuarios.