Cómo mejorar el acceso de la mujer a puestos de trabajo tecnológicos 

Teléfono900 100 957 | Whatsapp619 926 324

 

Cómo mejorar el acceso de la mujer a puestos de trabajo tecnológicos 

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(1 Voto)
Escrito por Lunes, 07 Marzo 2022 08:30

En este 8 de marzo, en Cursos Femxa nos hemos planteado hacer una pequeña revisión de la evolución de la transformación digital en España relacionada con la igualdad de género.  

Allá por 2019 estudiábamos como evolucionaba el papel de la mujer en el empleo digital, y ahora, una vez que la pandemia nos ha empujado a todos y todas hacia el desarrollo de las habilidades digitales, nos preguntamos si hemos conseguido reducir la brecha de género en este ámbito.

La situación del empleo digital

En el estudio de las problemáticas que atañen al empleo digital debemos diferenciar dos cuestiones:

La progresiva digitalización de las tareas inherentes a cualquier puesto de trabajo.

Los procesos de trabajo han cambiado, internet se ha colado en todos los ámbitos empresariales y ahora, cualquier empleado/a debe manejarse con las últimas aplicaciones en comunicación, gestión, administración y en multitud de puestos operativos que han introducido nuevos programas y dispositivos conectados. 

El empleo digital ha aumentado.

A raíz de este incremento, causado por la implantación en todos los ámbitos de la economía de esta tendencia a digitalizar el trabajo, han surgido oportunidades de crecimiento para el sector que provee de hardware o software, y para agencias de desarrollo o comunicación digital. 

En el estudio “Indicadores de género de la sociedad digital” del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad se revisa el proceso de transformación digital que vive la economía de España desde el punto de vista de la problemática de género, relacionándolo con la situación de los otros estados miembros de la Unión Europea. 

Las conclusiones de este estudio nos indican que la adaptación al formato digital de muchas de nuestras actividades diarias se ha realizado de modo parejo entre hombres y mujeres. Sin embargo, la tipología de actividades para la utilización de medios digitales y la formación inherente a éstos, sigue marcando una clara diferencia entre géneros.  

Se debe fomentar la formación en disciplinas STEM entre el género femenino para reducir este espacio en el trabajo digital, puesto que el 80% de los puestos TIC siguen siendo copados por hombres y el mundo de los cuidados sigue siendo femenino, perviviendo los mismos roles de siempre, pero trasladados al mundo digital. 

Los datos de frecuencia de uso y competencias digitales, sin embargo, son parejos, evidenciando, incluso una mayor utilización femenina de dispositivos y aplicaciones, lo cual nos indica que la evolución tiene que ser positiva y que debe pasar por una formación ad hoc para cubrir tanto puestos en el sector tecnológico, como para asumir nuevas funciones digitalizadas en empresas de cualquier sector por parte de trabajadoras.  

 empleo digital femenino

¿Cómo podemos revertir la situación?: Reskilling tecnológico 

Por reskiling entendemos un reciclaje profesional en el que los procesos de digitalización de las empresas sean protagonistas. Se trata de desarrollar nuevas competencias para adaptarse a nuevos puestos o a nuevos requerimientos del puesto actual. El resultado es que la persona está preparada para los retos que la innovación nos depara. 

La única forma de enfrentarse a un reskilling tecnológico es a través de la formación, contando por supuesto, con la proactividad y el interés de la persona. La brecha tecnológica que se identifica en torno al empleo femenino pensamos que se debe reducir paulatinamente, y formarse en los mejores cursos TIC para ganar empleabilidad, es la mejor ayuda. 

 

Mejorar un puesto hacia habilidades de comunicación 

En todos los departamentos las habilidades de comunicación han tomado protagonismo. No sólo hacia el exterior, también, debido al teletrabajo, saber comunicar internamente y tener soltura con las aplicaciones de videoconferencia permiten a cualquier trabajadora convertirse en una potencial líder. 

En este sentido es recomendable manejar competencias digitales avanzadas, útiles para cualquier sector y puesto de trabajo, siendo imprescindibles hoy en día. Si además se desempeñan labores en el sector del marketing o del comercio, desarrollarse en comercio electrónico va a facilitar el acceso a nuevos puestos, orientados a la venta online y que todas las empresas están desarrollando o lo tendrán que hacer en el futuro 

Así mismo disponer de perfiles bien montados, sin referencias personales y resaltando la figura profesional en las principales redes sociales ayudará a las trabajadoras a ser consideradas prescriptoras de la marca, lo cual aporta un plus de confiabilidad a un currículum que apueste por la digitalización. En este sentido saber manejar una Comunidad virtual también nos puede permitir incluso, no sólo posicionar su experiencia a las mejores profesionales, sino también desempeñar puestos específicos en departamentos de comunicación como social media o community managers. 

 

Mejorar un puesto hacia la seguridad informática 

Una de las necesidades más claras de las organizaciones a día de hoy, relacionada con los puestos digitales es la seguridad informática. Los problemas de ciberseguridad están cada día más presentes en el día a día y un ataque de hackers o algún problema de suplantación de identidad puede crear muchos problemas, desde financieros hasta legales, en las actividades habituales de una empresa. 

Es por ello que la planificación de seguridad, y la ciberseguridad, tanto en oficinas como en el actual ambiente de teletrabajo son ámbitos a mejorar, en el que el empleo digital femenino tiene una brecha por la que alcanzar mejores puestos. 

 

Propiciar un cambio laboral  

Las actuales propuestas laborales tienen un claro componente tecnológico, por lo que si lo que se busca es un cambio radical, son recomendables formaciones más amplias en las que convertirse en experto en áreas concretas que digitalicen los conocimientos de base. Por ejemplo, son habituales reconversiones en especialistas de marketing offline hacia el Marketing digital o expertos en gestión de proyectos hacia el uso de metodologías ágiles. 

En definitiva, lo que proponemos es la fuerza de la formación, como base para mejorar la posición de la mujer en el empleo digital y poder alcanzar una igualdad efectiva en el desempeño de nuevas competencias y evitar que crezcan la brecha salarial y la digital entre géneros. 

 

acceso a cursos online gratuitos para tecnologías de la información y comunicación

 

Visto 541 veces