Tendencias en interiorismo de restauración y hostelería que te harán triunfar

Teléfono900 100 957 | Whatsapp619 926 324

 

Tendencias en interiorismo de restauración y hostelería que te harán triunfar

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(2 votos)
Escrito por Miércoles, 09 Marzo 2022 10:30
Categoría: Hostelería

La mesa es un lienzo en blanco que es preciso ir vistiendo de manera adecuada y única para que un restaurante marque la diferencia.

La gestión de un negocio de hostelería implica organizar la oferta y cómo se presentan los servicios por lo que el marketing offline y el aspecto visual del espacio será fundamental para conseguir un local que triunfe y consiga una clientela fiel.

Organizar visualmente los servicios de restauración 

Vestir la mesa. Todo un arte

Se comenzará por poner la mantelería y luego se incorporarán vajilla, cubertería y cristalería, además de otros tipos de accesorios que la embellezcan como centros de flores, velas…

Uno de los factores clave de la experiencia en un restaurante es la disposición de todos los elementos de la mesa. Es una de las primeras cosas que el cliente verá al llegar al establecimiento y, por lo tanto, es imprescindible crear una primera impresión positiva, que permita disfrutar de la comida con la máxima satisfacción.

La forma de vestir la mesa, al igual que el resto de la decoración, transmite unas sensaciones que permiten a los comensales saber mucho del restaurante, incluso antes de que los platos lleguen a la mesa. Por lo tanto, esta tiene que ser coherente con la identidad que se quiere transmitir pero sin dejar de lado el diseño y la funcionalidad.

 mantelerías bien cuidadas y mesas bien vestidas, necesario para triunfar en hostelería y restauración

 

La mantelería

Dependiendo del ambiente que tenga el local, se elegirá una clase de mantelería u otra. Eso sí, no se debe olvidar que una parte importante de la personalidad de un negocio de restauración se consigue mediante los textiles que se utilizan para decorarlo.

Aunque resulte obvio, el mantel y el cubremantel deben estar colocados de tal forma que no queden arrugas y estén lo mas centrados posibles. Las servilletas irán a juego con el mantel. Se deben situar encima del plato o a la izquierda del primer tenedor.

¿Qué es lo que más se demanda en la actualidad sobre mantelerías? Pues que las prendas sean duraderas, es decir que tengan una alta resistencia al proceso de lavado; de esta forma, los tejidos más solicitados son los tejidos naturales como el lino o el algodón que, en el caso de llevar mezcla de poliéster, este no debe superar el 50% de la composición. Si hablamos de las servilletas, es importante que el tejido tenga un tacto suave y agradable, además de ser absorbente.

Hay que resaltar que las tendencias juegan con los colores complementarios o combinando diferentes estampados en un mismo tono. Las mantelerías lisas abren paso a nuevos diseños con motivos geométricos. En cuanto al color, hay que destacar el blanco, pero para establecimientos que quieren poner más cromatismo en sus mesas, dentro de los clásicos, aparecen colores un poco más fuertes como el burdeos que aporta elegancia o el terracota. En cuanto a restaurantes que se encuentran en hoteles vanguardistas, incluso aparecen el naranja o el amarillo, combinados o no con negro o blanco. También se está imponiendo en estos establecimientos los colores pastel, el pistacho o turquesa son ideales para terrazas hoteleras. Y recuerda, si los manteles son estampados, lo más adecuado sería elegir vajilla y cristalería fáciles de combinar.

 

La vajilla

La mejor vajilla es aquella que aúna, por un lado, funcionalidad, con todo lo que ello conlleva en cuanto a transporte, servicio de mesa y lavado, y por otro, estética. Es básico que las piezas que forman parte de la vajilla armonicen  entre ellas a la perfección para poder obtener la escenografía perfecta en la mesa.

Si se trata de un restaurante de diseño, cada vez se buscan más las combinaciones de materiales y de formas. Los platos de presentación de grandes dimensiones, los de formas cuadradas e irregulares, y los modelos de formas curvas y orgánicas, además de las mezclas de distintos materiales como el vidrio o la porcelana, son algunas de las tendencias actuales.

Tenemos que decir, que actualmente se demanda muchísimo el diseño japonés, el cristal italiano y la porcelana, siempre objetos que se salgan del camino trillado y que aporten un elemento diferenciador al restaurante.

 Acceso al curso online gratuito de gestión de la restauración

 

La cubertería

De líneas minimalistas y simples o más clásicas, con formas redondeadas o cuadradas, muchos son los estilos de cubiertos que pueden encontrarse en un restaurante. Independientemente del estilo y del tipo de cubertería, cada pieza tiene una forma y un tamaño determinados que condicionan su uso dentro del conjunto.

Las piezas minimalistas que nunca pueden faltar son la cuchara, el tenedor y el cuchillo tanto de platos principales como de postre. Pero la serie puede ampliarse mucho más: una cuchara salsera, un cuchillo pequeño para la mantequilla o un bonito juego de pescado.

El material es clave para tener una cubertería de buena resistencia, apariencia y gran duración. Generalmente, la destinada a hostelería está realizada en acero inoxidable 18/10, con un mínimo de 3 mm de grosor y un buen acabado. Normalmente no se utilizan cubiertos que tengan repujados para impedir que se adhiera la comida y, por tanto, ofrezcan una mayor higiene.

 

La cristalería

El equipo básico de una mesa lo componen la copa de agua, vino blanco, vino tinto, cava o champagne, aunque realmente las opciones son muchas más.

El uso determina en gran medida la forma de la copa. De esta manera, por ejemplo, las de vino tinto son más amplias. Por el contrario, las de cava o champagne son más estrechas y alargadas.

La recuperación de estéticas antiguas también ha llegado hasta la mesa en cristalería, volviendo a colocar sobre ellas copas de cristal tallado, una de las mejores opciones a la hora de decorar y que se adapta a cualquier estilo decorativo.

Las copas en el servicio del vino están experimentando también un gran cambio en la hostelería, ya que existe cada vez mayor especialización en el sector tanto en el personal de sala como entre los clientes. Por ello es habitual que actualmente la tendencia sea optar por copas más angulosas que se adapten a cada una de las variedades presentes en la carta de vinos del establecimiento.

La resistencia del cristal depende en parte de su grosor y de si está fabricado al choque térmico, así no se romperán ante un cambio brusco de temperatura. Debe ser de buena calidad, que combine transparencia y ligereza.

 

Acceso a cursos online gratuitos para restauración, hostelería y turismo

 

 

Visto 936 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
He leído y Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!