Uniformidad en hostelería. Vestuario profesional

Teléfono900 100 957 | Whatsapp619 926 324

 

Uniformidad en hostelería. Vestuario profesional

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(4 votos)
Escrito por Miércoles, 05 Octubre 2022 08:30
Categoría: Hostelería

El uniforme se entiende como una herramienta con la que la empresa de hostelería envía mensajes claros a sus clientes, es decir, se trata de un medio de comunicación social.

Por este motivo, son esenciales la imagen, el diseño, los colores…, pero todo ello debe equilibrarse con la calidad de los tejidos y la comodidad de la ropa.

Los uniformes: La primera impresión del negocio

Diseño, durabilidad, confortabilidad y disponer de una extensa línea de prendas para unificar la imagen del hotel o restaurante son las características básicas que se deben tener en cuenta a la hora de adquirir el vestuario profesional.

Los uniformes laborales refuerzan el estilo y la personalidad de un establecimiento. Debiendo marcar la identidad y la propuesta de valor de este. Además, de ser cómodos y tener un mantenimiento sencillo para adaptarse al ritmo de trabajo que impone la hostelería. Asimismo, es necesario que las prendas garanticen la seguridad en el trabajo.

Hay que tener en cuenta que cuando un cliente entra en un hotel o restaurante, lo primero que ve es al empleado y ese trabajador será la primera impresión que reciba de ese establecimiento. La actitud y el cómo va vestido significan “entra, te abro las puertas, te recibo como te mereces porque vamos a dar lo mejor de nosotros mismos para que te sientas bien”.

Es por ello, que el uniforme debe ir acorde con el negocio, huir de grandes estridencias y hacer que quien lo lleva y quien lo vea se sientan a gusto. También es fundamental que vaya en sintonía con lo que vamos a ofrecer.

 chico y chica en local de hostelería vistiendo uniformes de servicio

¿Qué características exigen los hosteleros al vestuario laboral?

La hostelería demanda diseño y comodidad a partes iguales. A nivel de estética, la uniformidad se acerca a la moda cada vez más. Queremos ropa de trabajo que en estética se asemeje a lo que llevamos en nuestro tiempo libre pero con características técnicas que faciliten la durabilidad y comodidad.

Se solicita principalmente calidad y continuidad; ya que van a ser prendas que van a ser lavadas muchas veces y deben ofrecer una cierta resistencia. Además, tienen que ser artículos que tengan continuidad permanente, si hoy vendemos camisas a un restaurante , cada vez que ese establecimiento incorpore nuevo personal tenemos que seguir ofreciendo las mismas camisas y no cambiar de modelo continuamente.

A veces los clientes se quejan de los precios, pero los que hacen moda laboral no son empresas de pronto moda, por lo que deben ofrecer siempre una calidad muy alta. Es por ello que no pueden competir ni en precio, calidad o servicio con cualquier cadena de moda porque la finalidad de las prendas que se usan para llevar a la calle no es la misma que la de la ropa laboral.

Es tendencia apostar por patrones y estética clásica buscando el origen pero aportando elementos diferenciadores. Para innovar se incorporan elementos que han triunfado ya en el mundo de la moda como accesorios, detalles y fornituras.

La moda vaquera tanto en sala como en cocina es un imprescindible ahora en la industria. Por su parte, es la sala la que reclama en estos tiempos la atención. Se aprecia el triunfo de los tirantes, las pajaritas, las camisas con estampados alegres y coloridos. La tendencia hipster también se impone en restauración.

 

Los tejidos más adecuados para los uniformes de hostelería

En lo que respecta a los tejidos se continúa apostando fuerte por los naturales, pero también cada vez más hay una mayor inclinación por textiles de carácter innovador, más técnicos, sobre todo en la cocina. También para facilitar la movilidad se demandan tejidos strech que, al ser elásticos, se adaptan mejor al cuerpo del trabajador.

Tradicionalmente en uniformidad se utilizaban mezclas de poliéster y algodón, pero en los últimos años se han introducido en el mercado gran variedad de tejidos. Los tejidos elásticos son cada vez más valorados tanto en prendas de cocina como de sala. Por otro lado, los tejidos técnicos, antimanchas o water repelent son muy demandados por los empresarios del sector.

En mi opinión y por experiencia, las mezclas de tejidos novedosos con los buenos algodones de toda la vida, hacen por ejemplo, que las chaquetas de cocina sean cómodas, transpirables y muy frescas para hacer frente a las altas temperaturas que se dan en esa zona de trabajo.

 dos mujeres trabajando en la lavandería de un local de hostelería

Personalización de los uniformes

También es importante la personalización. Los hoteles y restaurantes solicitan prendas fácilmente personalizables en cuanto a impresión de colores o elementos corporativos como el logotipo o enseña de la empresa.

Habitualmente se recurre al bordado en los establecimientos pequeños y medianos, y, dependiendo del tamaño, se personalizan también otros detalles de las prendas. No obstante, hay que tener en cuenta que la personalización excesiva puede jugar en contra de otros requisitos de los hoteleros como la rapidez en el servicio. Por otro lado, se sigue exigiendo continuidad, que las prendas permanezcan en stock para asegurar reposiciones.

 

Calzado más adecuado para trabajar en hostelería

Los uniformes deben completarse con un buen calzado. Su importancia es fundamental. Los profesionales como cocineros, camareros, recepcionistas, botones, etc, que trabajan de pie la mayor parte del día, requieren un calzado que les ayude como una herramienta esencial a combatir el estrés y la fatiga, haciendo que se sientan más cómodos y eviten problemas derivados de malos hábitos posturales. El principal requisito es la comodidad y que sea un calzado antideslizante que pueda ser lavado en lavadora doméstica y, si el puesto de trabajo lo requiere, que lleven protección en la parte de la puntera. Es fundamental que el acabado interior se fabrique con materiales que absorban el sudor y mantenga los pies secos.

En cuanto a las tendencias en calzado, el concepto “deportivo” ha dejado de tener que ver solo en el ámbito del deporte. Cada vez más marcas ofrecen una gama outdoor con características similares al calzado sport y el ámbito hotelero sigue también esa tendencia. El personal de los hoteles y restaurantes demanda cada vez más este tipo de calzado porque, además de cumplir  con los requisitos ergonómicos, funcionales y saludables, añade un plus trendy de diseño a los uniformes.

 chica con delantal en un local de hostelería forma parte del cartel anunciador de los cursos subvencionados de femxa para el sector hostelería y turismo

 

Visto 254 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
He leído y Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!