Paracetamol y corazón | Noticias escuelas profesionales

Paracetamol y corazón

Desde que allá por los primeros días de 2020 entramos en una pandemia global, unos cuantos medicamentos de uso común e integrados en nuestras vidas cotidianas han tomado un inesperado protagonismo, y de entre todos ellos destaca el Paracetamol, analgésico que previene las molestias, dolores y rechazos provocados por las vacunas en nuestro cuerpo. Pero lo que en principio supone un aliado en nuestra lucha contra el Coronavirus, puede llevar consigo una amenaza silenciosa en forma de riesgo para nuestro corazón, según un estudio que ha publicado recientemente la revista especializada Circulation.

¿Cómo funciona el Paracetamol?

Si bien el proceso exacto todavía es un misterio para el público en general, se sabe que atenúa el impulso del dolor a nivel periférico y que actúa a nivel del Sistema Nervioso Central. También es importante señalar que nos aumenta el umbral del dolor, a través de la inhibición de la síntesis de las prostaglandinas, mediante el bloqueo de ciclooxigenasas en el Sistema Nervioso Central.

¿Qué beneficios aporta a mi cuerpo?

Más allá de los propios de cualquier analgésico, como son disminuir el dolor y reducir las consecuencias de la fiebre, su composición es beneficiosa para evitar la congestión nasal, reducir los efectos de la menstruación y mejorar las condiciones de vida de las personas con artritis.

¿En qué contexto es peligroso el Paracetamol para mi salud?

Según el ensayo clínico promovido por la Universidad de Edimburgo, existe un claro riesgo para la salud en casos en los que el Paracetamol tenga un uso prolongado y en grandes cantidades, ya que se ha podido comprobar que aumenta la tensión arterial. De hecho, el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular aumenta en un 20%. El riesgo, por tanto, existe para esas personas que toman regularmente el medicamento para paliar los efectos de su dolor crónico.

¿Cuál es la solución?

El principal problema lo tienen los pacientes con tratamientos prolongados, que deben recurrir a una pauta muy controlada que esté en el punto medio entre el beneficio y el perjuicio. Otra solución sería recurrir a medicamentos que reduzcan la presión arterial y contrarresten los efectos nocivos del exceso de Paracetamol. El procedimiento recomendado es el que establece empezar con una dosis baja e ir aumentando de forma escalonada mientras se controlan los niveles de presión arterial.

Tanto el Paracetamol como el Ibuprofeno y otros analgésicos tienen sus pros y sus contras. Estamos en una época en la que conocer los medicamentos de uso común es muy valioso y nos ofrece mucha seguridad en nuestro día a día. De hecho, muchas personas deciden hacer de esta información una salida profesional a corto o medio plazo. Formaciones como la de Auxiliar de Enfermería dan la posibilidad de conseguir una estabilidad laboral en un ámbito que tiene una gran demanda y necesita profesionales cualificados. En Femxa Escuelas Profesionales ofrecemos esa formación en nuestro curso de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, diseñado para ofrecer todas la herramientas y conocimientos que se necesitan para ejercer esta profesión, pero también para superar las pruebas libres del Ministerio de Educación que habilitan a conseguir un título oficial.

¿Cuál es tu experiencia con los medicamentos? ¿Te han producido algún rechazo? ¡Escribe tu opinión en nuestros Comentarios!

 

Logotipo Femxa Escuelas Profesionales

Nuestro compromiso:

Somos especialistas en formación orientada a la empleabilidad. Tenemos como objetivo ayudarte a conseguir tus metas profesionales con la mejor selección de cursos y las herramientas formativas que más éxito laboral pueden ofrecerte.

Contacto:

900 470 911

escuelasprofesionalesantimailspammer@cursosfemxa.es