¿Cuáles son los cuidados de enfermería en geriatría? 

900 100 957 | 619 926 324

 

¿Cuáles son los cuidados de enfermería en geriatría? 

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(1 Voto)
Escrito por Miércoles, 22 Septiembre 2021 08:30
Categoría: Sanidad y salud

El informe «Radiografía del sector de las residencias para la tercera edad en España», elaborado por la Federación Empresarial de la Dependencia (FED), evidencia una realidad de la que casi todos somos conscientes, España es un país envejecido.  

El aumento en la esperanza de vida, sumado a la baja natalidad, presenta, a la larga, enormes consecuencias sociales, modifica las estructuras laborales y, tal como refleja el mencionado informe, tiene un gran impacto en la economía del país. 

Ante el inminente reto de la sostenibilidad social y económica de mantener un estado de bienestar que soporte los gastos relacionados con las pensiones y la atención sanitaria, se suma la urgente necesidad de intensificar la oferta de cuidados para los mayores 

Urge, pues, la existencia de profesionales preparados para ofrecer una atención correcta, cercana y humana a gran parte de la población, esa que necesita cuidados de enfermería en geriatría. 

Cuidados básicos de geriatría que debemos conocer 

Los cuidados básicos de enfermería en geriatría ocupan tanto el bienestar físico como emocional de los pacientes. Por ello, además de cuidar el estado de salud de los ancianos, es importante que se estudien y cubran sus necesidades sociales y psicológicas. 

Atendiendo a los cuidados básicos a nivel físico, que un profesional de la enfermería en geriatría debe garantizar, nos encontramos con: 

Higiene en los mayores

La higiene personal

No debemos olvidar que estamos ante pacientes incapacitados, en muchas ocasiones, para realizar tal actividad. Proporcionarles ayuda de forma segura y adecuada no solamente requiere de fuerza y voluntad, sino de ser conocedor de ciertas técnicas que ofrezcan, por un lado, tranquilidad y confianza en el paciente y, por otro lado, que la higiene se realiza de la forma correcta. 

A este respecto, es importante prestar atención a cuatro aspectos: la temperatura del agua, que el jabón sea ph neutro, secar correctamente y la posterior hidratación.  

Tampoco se debe olvidar, en este punto, la higiene bucal. 

La higiene postural

Mantener una correcta posición del cuerpo permitirá un menor desgaste del mismo, disminuirá los riesgos de lesiones y evitará que se presenten dolores. Por tanto, la higiene postural debe cuidarse tanto cuando el paciente se encuentra sentado o tumbado, como cuando se encuentra de pie.   

Espalda recta, pies alineados con los hombros, cabeza erguida y evitar cruzar las piernas, son algunas de las claves básicas del cuidado de la postura. 

La alimentación saludable y completa

La nutrición es la base de la salud de todos y cobra especial importancia en edades avanzadas, cuando el ejercicio físico (otro pilar de salud) se ve reducido. Es importante que cada paciente cuente con un estudio adaptado a sus necesidades nutritivas y sus limitaciones. Para conocer mejor los aspectos nutricionales que se deben tener en cuenta para elaborar un menú óptimo, puedes formarte en nutrición:

 

platos de comida y cinta métrica para representar salud, nutrición y dietética

 

En cuanto a las necesidades psicológicas y sociales, en un nivel básico nos encontraremos con: 

El cuidado del estado de ánimo

La disminución de las tareas y de la actividad social, junto con el deterioro de la movilidad física, convierte a los más mayores en vulnerables ante los trastornos del estado anímico.    

La atención a la calidad del sueño

La higiene del sueño repercute enormemente en la calidad de vida y en la salud de los pacientes geriátricos. Un profesional de la enfermería geriátrica debe conocer los posibles tratamientos existentes y ofrecer una solución adecuada atendiendo a las patologías del paciente. 

La realización de actividades sociales

Mantener un círculo de pertenencia y relaciones sociales de calidad ayudará a que el estado de ánimo de los pacientes no se vea mermado. 

 

Mayores jugando a un juego de mesa en una residencia, junto a su cuidadora

 

Por otro lado, es imprescindible realizar el seguimiento pertinente de aquellas enfermedades y patologías más comunes en los mayores. 

Patologías en los mayores 

Entre las enfermedades geriátricas más comunes nos encontramos con aquellas asociadas a la edad como son las de carácter circulatorio (como puede ser la hipertensión), articular (como es la artrosis y la artritis) o neurológicas (demencia, alzheimer o párkinson), pero también con muchas adquiridas por los hábitos de vida, como la diabetes, la obesidad o las anemias. 

Por supuesto, forma parte del trabajo de un profesional de los cuidados en enfermería geriátrica cumplir con los requerimientos sanitarios propios de las patologías de los mayores, así como, establecer una rutina y fomentar hábitos de vida saludables que ayuden a mitigar los efectos de dichas patologías. 

Cuidados y técnicas en la atención al mayor 

Si antes hablábamos de la importancia de ofrecer a los pacientes geriátricos un cuidado físico y mental, ahora ahondaremos un poco más en los métodos que existen para ofrecer el mejor estado de salud posible a los mayores. 

Es importante tener claro que la intervención en enfermería geriátrica tiene como fundamento ayudar a los pacientes a mantener su autonomía, a evitar y prevenir la pérdida de esta y a ofrecer cuidados que garanticen su bienestar. 

En cuanto a los cuidados y técnicas precisos en la atención al mayor nos encontramos: 

  • Administración de medicación. 
  • Control de su correcta alimentación e hidratación. 
  • Vigilancia ante alteraciones en piel, uñas, ojos, etc. 
  • Cuidados del aseo. 
  • Mantenimiento de higiene del sueño y control sobre posibles alteraciones. 
  • Atención a las necesidades de movilización y actividad física. 
  • Cuidado en la higiene postural. 
  • Observación del estado de ánimo. 
  • Realización de actividades que ejerciten la memoria y la orientación espacial del paciente. 

   

El deterioro físico natural producto de la edad, sumado a las enfermedades que puedan tener, hace que los ancianos necesiten de cuidados y atenciones especiales para las cuales no cualquiera está preparado. La formación en cuidados de enfermería en geriatría es imprescindible para garantizar un correcto trato con el enfermo. Adquiere ahora los conocimientos necesarios para dar respuesta a la amplia demanda de atención en residencias, centros de día, ayuda domiciliaria y familiar, con este curso online de 60 horas

Esta formación, recogida en el Catálogo de Especialidades Formativas del SEPE, cuenta con hasta un 40% de descuento, posibilidad de pago a plazos y hasta 100% bonificable para trabajadores en activo. No esperes más y fórmate en la profesión más demandada. 

 

cuidadora con una persona mayor en una residencia

 

 

 

Visto 343 veces


Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Newsletter:

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
Estoy de acuerdo con el Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!