Aprende a trabajar bajo presión 

900 100 957 | 619 926 324

 

Aprende a trabajar bajo presión 

Valora este artículo
(3 votos)
Escrito por Lunes, 18 Mayo 2020 12:21
Categoría: Orientación Laboral

Una de las habilidades transversales mejor valoradas en el mercado laboral es la capacidad de trabajar bajo presión. ¿No posees esta habilidad? No te preocupes, se puede aprender. Toma nota de los siguientes consejos y te enseñaremos cómo trabajar bajo presión sin sentir la sobrecarga de tareas.

Es cierto, no existe una receta mágica para soportar la presión laboral, pero sí que hay algo que puedes hacer para manejar la situación del mejor modo posible: aprender a liberar esa presión.

¿Cómo trabajar bajo presión?

Conserva la calma

¿Tu entorno laboral es muy estresante y exigente? ¿Tienes demasiadas tareas? Lo primero que debes hacer es serenarte. Es importante que no permitas que el pánico se apodere de ti y antes de colapsar te tomes dos minutos para respirar profundo y poner en orden tu mente. Una vez logres calmarte, dedica tus esfuerzos a enfrentar el trabajo que tienes pendiente y no pierdas tiempo en quejarte o lamentarte por ello. ¡Ánimo! 

No asumas un número de tareas que no sea realista, así como sé consecuente con los plazos de entrega. Debes aprender a ser asertivo en tus respuestas para no cargarte con trabajo no asumible. El consabido 'para ayer' debe evitarse por los jefes, pero informar de un plazo acorde con la calidad estimada del trabajo, otorgará al empleado la tranquilidad necesaria para realizarlo convenientemente. Que sepas trabajar bajo presión tampoco debe ser un aliciente para cargarte de trabajo y sí debe suponer un punto extra en la evaluación de tu desempeño por parte del departamento de Recursos humanos.

Organiza tu tiempo

Ahora que has logrado dejar el estrés a un lado y enfocarte en lo verdaderamente importante, siéntate tranquilamente a distribuir tu carga laboral.

El primer paso para triunfar ante el trabajo bajo presión es convertir un gran proyecto en pequeñas tareas fácilmente asimilables. Desglosa tu trabajo en una checklist y dales la prioridad que merecen gracias a la Matriz de Eisenhower.  Identifica aquellas obligaciones prioritarias y realízalas primero, determina qué labores puedes delegar y elimina aquellas tareas que no son importantes ni urgentes. 

Evita los 'ladrones de tiempo'. Evita reuniones informales, y distribuye el tipo de tarea en momentos determinados del día. Agrupándolas serás más eficiente que buscando ser multitarea a lo largo de toda la jornada laboral. ¿Ejemplos? piensa en el correo electrónico ¿Cuantas veces lo consultas? Es preferible marcarse unos momentos determinados. Tus jefes, clientes y proveedores se acostumbrarán a tus tiempos de respuesta. Con las llamadas telefónicas, puedes hacer lo mismo y agruparlas en determinados espacios temporales. Haciéndolo así, mejoras en concentración y no tendrás interrupciones en momentos creativos. Las redes sociales también son dañinas para tu concentración, silencia el móvil y aprovecha tiempos de descanso para revisar tus notificaciones, de lo contrario, será complicado que tu nivel de abstracción sea el adecuado para sacar adelante un trabajo importante.

La organización te permitirá tener la mente clara para tomar decisiones y para afrontar tu trabajo de un modo mucho más coherente.

Utiliza técnicas de productividad personal

Ante un trabajo con multiplicidad de tareas usar algunas técnicas que te faciliten su gestión te ayudará a rebajar el nivel de estrés y te ayudará en tu mentalización sobre cómo trabajar bajo presión. Te aportamos algunas técnicas y herramientas para llevarlas a cabo:

Sistema GTD y otros modelos de productividad

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

¿Dónde tienes más información sobre ellas para escoger alguna y organizarte en base a ella? ¡En nuestra biblioteca de ebooks! Tenemos recopilada toda la información que necesitas en el libro electrónico gratuito 'Gestión del tiempo y productividad personal' 

Anticípate a la sobrecarga

¿Tienes tiempo entre proyecto y proyecto? Ocúpalo planificando y creando hojas de ruta que seguir en esos momentos de máxima carga laboral. Elabora tu propio plan de crisis del que tirar en caso de que las cosas se desborden. Cuanto más minucioso seas y más completo esté, mejor.

Piensa, ¿Qué situaciones podrían descuadrarte? Un pedido a última hora, un proyecto que requiere cambios, un nuevo proyecto que debe ser entregado ya...

Ponte en situación y plantea en un documento qué deberías hacer en ese caso. Cuáles serían las tareas que deberías realizar y qué miembro del equipo debe encargarse. Cuáles son los recursos de los que dispones, a quién llamar, etc.  elabora plantillas y, en definitiva, establece un protocolo de actuación.  No hay mejor forma de gestionar el trabajo bajo presión que eliminar la presión.

Desconecta 

Fin de la jornada, fin de la carga mental del trabajo.  Una vez termine tu horario laboral, intenta, en la medida de lo posible, dejar tus preocupaciones atrás, liberar tu mente y realizar actividades que alivian la carga mental y ayudan a mantener el control y el equilibrio con nosotros mismos como personas.

La mejor forma de liberar la tensión que produce el trabajar bajo presión es realizar actividades físicas. El ejercicio te ayudará a manejar tu estrés y a tener la mente despejada. Te recomendamos este ebook gratuito que dará todas las claves para entender que es el estrés laboral y conseguir desconectar para ser más productivo y poder con esos momentos de presión.

Aprende a trabajar bajo presión

En general, lo más efectivo para adaptarse a condiciones adversas por situaciones hipotéticas de carga de trabajo y aumento de presión es evitarlas buscando un nivel alto de coordinación y comunicación con jefes y clientes. Sabemos que en momentos es muy complicado preveerlas por lo que cuanto más control tenga sobre las actividades diarias, mucho mejor. En suma, lo que debes aprender para trabajar bajo presión de forma eficiente es que las tareas se deben simplificar para poder llegar a todo, que una buena planificación y previsualización te salvará del caos, siendo imprescindible establecer prioridades.

 
Visto 2268 veces
Más artículos en esta categoría: « ¿Qué es un ERTE y cómo afecta a los trabajadores?

Newsletter:

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
Estoy de acuerdo con el Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!

Ayúdanos a mejorar:

Ayúdanos a mejorar

Tenemos en el horno un montón de contenidos para nuestro Blog a puntito de salir, pero como nuestro objetivo es que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible, nos gustaría saber sobre qué temáticas o contenidos te gustaría leer o qué tipo de contenido te resultaría más útil.

Rellenando esta breve encuesta, nos ayudarás a crear un espacio acorde con tus preferencias y las del resto de usuarios.