900 100 957 | 619 926 324

 

Cuatro métodos de observación y vigilancia

COMPARTIR
Valora este artículo
(8 votos)
Martes, 02 Mayo 2023 08:00 Escrito por

Una apropiada aplicación de los métodos de observación y vigilancia no sólo favorecerá  el buen desempeño laboral del personal que trabaja en el sector de la Seguridad, sino que también contribuirá a que las personas perciban estas tareas como necesarias y justificadas.

En este post hablaremos de la vigilancia en rondas y patrullaje, técnicas comúnmente utilizadas en labores de seguridad. Estas se emplean para monitorizar y proteger áreas específicas, ya sean edificios, residencias o establecimientos, entre otras zonas.

En lo que respecta a la observación y vigilancia en rondas, éstas pueden ser presenciales o remotas. Este último tipo se ejecuta principalmente con el uso de tecnologías como cámaras de seguridad y sistemas de monitorización en tiempo real, lo que permite detectar de manera inmediata algún comportamiento o situación anómalos y avisar a las autoridades apropiadas para anticiparse a incidentes de mayor calado.

Aspectos relevantes para las labores de observación y vigilancia

Personalidad del profesional de la vigilancia

En Psicología, se concibe la personalidad como el conjunto de rasgos que hacen único a un individuo, y que determinan su forma de interactuar con su entorno y cómo se relaciona con los demás.

La personalidad del profesional de seguridad puede variar según el puesto que este ocupe. Sin embargo, existen ciertas características muy concretas y necesarias para realizar el trabajo de un modo efectivo:

  • Deber tener capacidad de controlar emociones y mantener la calma ante situaciones difíciles.
  • Poseer habilidad de identificar cualquier irregularidad.
  • Ser capaz de encontrar soluciones a los problemas que podrían surgir mientras efectúa su trabajo, actuando de acuerdo con normas y protocolos determinados.

Por otro lado, la responsabilidad, adaptabilidad, y disciplina forman parte de los rasgos de personalidad que caracterizan al trabajador del sector de la Seguridad.     

Capacidad de comunicación

La comunicación en el puesto de trabajo es una parte fundamental en la labor diaria del personal de seguridad. Con el lenguaje corporal debe trasmitir confianza, acompañado de diversos gestos para destacar puntos importantes y transmitir información, todo en coherencia con el lenguaje verbal.

Asimismo, es necesario que el personal sea capaz de comunicarse de manera clara y precisa al momento de emitir alguna información importante a sus compañeros, superiores o clientes. La escucha activa juega también un rol esencial al momento de atender oportunamente los requerimientos suscitados.  

De igual modo, debe existir una estrecha coordinación entre los trabajadores y sus superiores, para que la comunicación sea rápida y acertada. Todos deben manejar el mismo protocolo y conocer los procedimientos acordados previamente para responder a la situación que reclama su intervención.

  

Identificación de personas y situaciones

La descripción de objetos, vehículos y personas, para poder identificar y localizar a cualquier individuo u objeto sospechoso, dependerá de la capacidad de atención, percepción y de la habilidad de recordar los detalles.

Relatar algunos datos específicos como las características físicas de la persona, la vestimenta, el comportamiento; el lugar donde fue visto por última vez el sospechoso, incluso el color y modelo de su vehículo ayudará a facilitar el trabajo de todo el equipo en general.  

 

mujer con coleta e identificación como vigilante de seguridad en el uniforme hace una ronda por un centro comercial

 

Comportamiento en concentraciones de masas

En lo que concierne a las concentraciones de masas, el personal de seguridad debe tener la capacidad de controlar el acceso y lugar de la reunión y vigilar las áreas donde se prevé una mayor aglomeración de personas, con el fin de observar y dar respuesta a posibles conductas delictivas, brindando auxilio inmediato a las personas que lo necesiten.

Entre las concentraciones más habituales destacan las siguientes ubicaciones y situaciones:

  • Conciertos y festivales.
  • Manifestaciones.
  • Eventos deportivos.
  • Aeropuertos y terminales terrestres.

Se puede concluir asegurando que, si se ponen en práctica estas metodologías, los profesionales de la seguridad estarán altamente capacitados y listos para enfrentar cualquier situación que pueda surgir, con una completa disposición para garantizar la protección de todos.  

Si te interesa especializarte en dicha materia, en Femxa te ofrecemos el curso técnicas y métodos de observación y vigilancia en modalidad presencial, con el que aprenderás todos los conocimientos necesarios para la observación y vigilancia en rondas y patrullas de vigilancia como parte de su procedimiento operativo. ¡Anímate y solicita tu plaza!

 

chica de pelo largo realizando un curso presencial en Castilla León, foto insertada en el cartel anunciador de cursos presenciales en Salamanca

 

Visto 2025 veces