¿Qué son los productos turísticos?

Teléfono900 100 957 | Whatsapp619 926 324

 

¿Qué son los productos turísticos?

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(2 votos)
Escrito por Viernes, 01 Abril 2022 08:30
Categoría: Otros

Son muchos los viajeros que aman organizar sus viajes a su gusto personal; escogen el hotel, las actividades diarias y estudian las ofertas y posibilidades disponibles para crear un plan turístico hecho a medida tras muchas horas de investigación y comparaciones.

Sin embargo, elaborar un producto turístico perfecto, engloba mucho más que hacer un par de gestiones y visitar un par de páginas web. Por ello, los profesionales del sector turismo deben estar en constante aprendizaje, para conocer los enclaves de un negocio cada día más en auge.

¿Qué es un producto turístico?

Se conoce como producto turístico a la suma de los elementos materiales e inmateriales que componen una experiencia turística integral, entendiendo como tal a aquellos recursos naturales y culturales que resultan de interés; las instalaciones, los servicios y las actividades ofrecidas para satisfacer una determinada demanda turística.

Elementos de un producto turístico

Como decíamos, son muchos y muy diversos los elementos que componen el producto turístico. Podemos diferenciar los siguientes:

  • Recursos turísticos propios del destino: naturales y culturales.
  • Servicios, equipamiento e infraestructuras presentes.
  • Accesibilidad al destino y movilidad dentro del mismo. Así como los medios de transporte disponibles.
  • Imagen de marca del destino turístico. Aunque suene un poco extraño, los destinos también tienen una imagen de marca presente en la mente de los consumidores. Piensa en París, en Roma o en Brasil, esa imagen mental que tienes, es su imagen de marca.

 

Agente de viajes preparando la comercialización de productos turísticos

 

Claves para la elaboración de un producto turístico

La elaboración de un producto turístico debe, por supuesto, responder y atender a todas las necesidades de los elementos que lo componen, poniendo especial atención a dos asuntos importantes:

  • Respetar el destino turístico, su esencia y su identidad cultural.
  • Responder ante las necesidades de la demanda existente por parte de los consumidores.

Para lograr cumplir estos requisitos indispensables, el profesional (o amateur) encargado de la elaboración del producto turístico tendrá que invertir muchas horas a la investigación del destino (costumbres, paisajes, gastronomía, cultura, arquitectura, e incluso, negocios) y de los consumidores (¿Qué es lo que más se demanda? ¿Qué es lo que el cliente desea? ¿Qué ofrece la competencia? ¿Cómo diferenciarme de ella?).

Tipos de productos turísticos

Una vez conocido el destino en todas sus vertientes y posibilidades, será sencillo proponer diferentes productos turísticos que respondan a las necesidades de los diferentes perfiles de turistas que existen.

Los tipos de productos turísticos se clasifican, por norma general, del siguiente modo:

Turismo rural

El turismo rural es aquella actividad turística que se desarrolla en un entorno no urbano (rural). Las características predominantes de este tipo de turismo son:

  • Baja densidad geográfica
  • Agricultura prevaleciente en la ordenación territorial
  • Forma de vida tradicional
  • Predomina la observación del entorno como actividad

Los turistas que se decantan por este tipo de turismo suelen ser amantes de la naturaleza y de la tradición local, respetan el medioambiente y desean disfrutarlo.

Ecoturismo

Aunque pueda parecer que es lo mismo que el turismo rural por sus muchas similitudes, presenta algunas diferencias con éste que lo hacen único.

Puedes conocer esas diferencias en nuestro artículo “El ecoturismo, una apuesta por el valor de los recursos naturales” y aprender todo lo necesario para gestionar proyectos de ecoturismo en nuestro curso online gratuito.

Turismo de montaña

Al igual que el ecoturismo, son muchos los profesionales que lo consideran un tipo de turismo rural.

Como su propio nombre indica, el turismo de montaña se desarrolla en las colinas o montañas y las actividades que se llevan a cabo suelen ser, como es lógico, relacionadas con la naturaleza como el camping, el senderismo, el esquí o la observación de aves.

Enoturismo

Esta modalidad turística suele encontrarse ligada a otro tipo de turismo, el turismo gastronómico.

Los turistas que se decantan por ellas disfrutan de la cultura típica de la zona saboreando sus platos más populares y visitando, en el caso del turismo enológico, las bodegas e interesándose por las particularidades de cada explotación: variedades de vid, tipo de suelos, métodos de elaboración y los diferentes vinos resultantes. En el enoturismo es habitual combinar actividades en la naturaleza con jornadas técnicas que incluyen catas guiadas y menús maridados expresamente con cada tipo de vino.

Turismo deportivo

Cuando el viajero tiene como finalidad disfrutar de algún tipo de deporte, ya sea para presenciar una competición (profesional o no) o para practicar un deporte por libre, se denomina a su aventura turismo deportivo.

Esta modalidad turística también es conocida como turismo de aventura.

 

Productos turísticos: turismo de aventura

 

Turismo de bienestar

Aquellos viajes cuya premisa es el descanso y la mejora del bienestar físico y mental de los turistas se considera turismo de bienestar.

Se trata de un modelo turístico que presenta la desconexión con el mundo como uno de sus atractivos.

Turismo cultural

Disfrutar de los aspectos culturales del destino turístico es la actividad clave que da nombre a esta modalidad turística.

Aunque a priori pueda parece que solamente es válido para las grandes ciudades, la cultura existe en todos y cada uno de los territorios y solamente es necesaria la voluntad de conocerla y la creatividad de los profesionales, para poder disfrutar de este tipo de turismo tan al alza.

Turismo urbano

El turismo urbano va un poco de la mano del turismo cultural en lo que a arquitectura se refiere, sin embargo, no se centra solamente en eso. Existen muchos viajeros que disfrutan de este tipo de viajes conociendo y visitando las calles, los monumentos e incluso los comercios del destino turístico. 

En suma, las claves para llevar a cabo una correcta elaboración de un producto turístico son:

  • Investigar el destino turístico y todas las posibilidades que ofrece.
  • Conocer el mercado para saber cómo diferenciarse.
  • Conocer al cliente para poder ofrecerle lo que busca.
  • Crear y poseer una buena agenda de contactos que permitan ofrecer los mejores servicios.
  • Ofrecer experiencias; la clave está en el valor añadido de lo emocional.
  • Formarse continuamente y estar a la vanguardia del sector.

 

Si te interesa este tema y quieres desarrollarte profesionalmente en el mundo del turismo te recomendamos inscribirte en el curso online gratuito sobre Comercialización de Productos turísticos. En este curso podrás aprender marketing aplicado a los destinos turísticos, cómo funcionan los servicios y empresas turísticas, la normativa que regula los alojamientos y los conceptos relacionados con el turismo sostenible, todo ello a través de casos prácticos y con el apoyo de un tutor especializado.

 

acceso a curso online de comercialización de productos turísticos

Visto 503 veces