¿Qué es el Stock?

Teléfono900 100 957 | Whatsapp619 926 324

 

¿Qué es el Stock?

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(2 votos)
Escrito por Martes, 25 Febrero 2014 15:47
Categoría: Otros

Los términos stock, inventario o existencias, se emplean para hacer mención al conjunto de materiales y artículos, tanto aquellos que son necesarios para el proceso productivo como los destinados a la venta, que permanecen almacenados en una empresa a la espera de una posterior utilización.

 En este sentido, es importante diferenciar entre stock y surtido.

Imagen 1

El surtido es la variedad de artículos de una misma clase que una empresa ofrece a sus clientes y que se clasifican atendiendo a criterios tales como el modelo, la talla, el color, etc.

El stock, por el contrario, es la cantidad de mercancías o existencias depositadas o almacenadas en la empresa.

La gran mayoría de las empresas suelen tener artículos en stock. La mayor o menor cantidad de los mismos dependerá en gran medida de la actividad que desarrolle la empresa.

Las razones que justifican su existencia son de muy diverso tipo, pero destacan fundamentalmente las siguientes:

Evitar la interrupción del proceso productivo que pueda derivarse de la falta de materias primas o de los incrementos repentinos o no planificados del volumen de producción

Son los denominados stocks de fabricación.

  • La necesidad de hacer frente a las demandas de los clientes, evitando que se produzcan interrupciones en el proceso de venta o prestación de servicios por parte de la empresa (lo que se conoce como la rotura de stocks)

Son los denominados stocks de productos terminados.

  • Otras razones para la existencia de stocks se dan en aquellas empresas en las que, si bien el consumo se produce todo el año, la producción se obtiene en un periodo breve de tiempo.

Así como en los casos en los que las empresas almacenan un gran número de determinados productos ante el anuncio de un posible incremento del precio o de una escasez de dicho producto, dando lugar a los denominados stocks especulativos.

Aunque, si bien todas estas razones pueden justificar la existencia de inventarios en las empresas, por otro lado, no deben llevar al error de considerar que cuanto mayor sea el stock, mejor o más beneficio para la empresa.

Es importante tener presente que los stocks se crean y mantienen por contingencias o desajustes que la empresa no es capaz de solucionar.

Además, la gestión y mantenimiento de stocks suponen, en todo caso, un coste para las empresas, pudiendo llegar, en algunos casos, a ser muy elevados.

 Imagen 2

En base a lo anterior, podemos establecer una clasificación de los stocks en muy diversas categorías. Las más importantes son:

  • Materias primas
  • Productos semi-terminados
  • Productos terminados o mercaderías
  • Bienes de equipo y recambios
  • Envases y embalajes
  • Productos defectuosos u obsoletos
  • Residuos
  • Materiales diversos

Como comentábamos anteriormente, en prácticamente todas las empresas existe algún tipo de stock, si bien, el tipo de stock variará en función de la actividad de la empresa.

Así, las empresas de prestación de servicios (p.ej. despachos profesionales, etc.) tendrán menores inventarios que las empresas industriales o de distribución.

Y, dentro de las dos últimas, las empresas industriales normalmente tendrán grandes stocks de fabricación, mientras que en las de distribución serán más abundantes los stocks de productos terminados.

 

 

Visto 501 veces