900 100 957 | 619 926 324

 

Aprende a identificar la función logística y reduce costes

COMPARTIR
Valora este artículo
(1 Voto)
Lunes, 04 Marzo 2024 11:00 Escrito por

Para cualquier empresa, vender significa como poco sobrevivir y en el mejor de los casos, crecer y expandirse. Pero para poder vender en diferentes mercados y canales, cada vez más saturados y competitivos, además de una buena acción comercial, la empresa debe presentar productos a precios parecidos a los que presente la competencia.

Para poder hacerlo, es necesario que cualquier empresa, con independencia de su tamaño, optimice todos sus procesos, es decir, consiga completar los objetivos previstos o mejorarlos, utilizando los mismos recursos, si no menos.

Identifica la función logística

Esto requiere una planificación y una coordinación de los diferentes departamentos o áreas de la empresa. Así, por ejemplo, se podrá reducir el coste de producción si se planifican las compras de materias primas de manera anual en lugar de hacerlo varias veces al año, consiguiendo así un ahorro por volumen, o establecer los turnos y vacaciones del personal en función de la demanda anual definida. Para lograrlo sería necesario establecer una previsión anual de ventas y con ella el número de unidades y referencias que serán necesarias fabricar cada mes, temporada o periodo concreto.

Sistemas de gestión de la calidad basados en la norma ISO  9001  o bien aplicaciones electrónicas de control de procesos como los sistemas ERP, pueden resultar de gran utilidad en esa función.

Pero además de los procesos productivos, el esfuerzo para logar una eficiencia empresarial que se traduzca en precios competitivos, debe extenderse a la función logística. Bajo la función logística encontramos los diferentes procesos y actividades relacionadas con el aprovisionamiento y almacenamiento de materias primas y componentes, así como la gestión de pedidos en el almacén, la expedición y el transporte de los productos fabricados hasta los clientes.

 

  

 

Optimización de procesos y reducción de costes

La optimización de los procesos logísticos no sólo ahorra tiempo de los operarios en los procesos en almacén o transporte, y con ello dinero, sino también mejoran la atención al cliente, porque los productos llegarán en el menor tiempo posible y el número de incidencias, retrasos y devoluciones disminuirá.

Existen numerosas herramientas y estrategias para mejorar las actividades de la función logística, que pueden ir desde una correcta ubicación de las entradas y salidas de material y productos, la disposición de la cadena productiva y del almacén, estanterías y referencias hasta herramientas de realidad aumentada que mejoran los tiempos de preparación de pedidos.

Pero en la actualidad, la optimización de la función logística de una empresa no se limita a la planificación y gestión de procesos en sus instalaciones. Así, por ejemplo, aquellas empresas que dispongan de una flota de vehículos de reparto o distribución deberán tener en cuenta el consumo de combustible como elemento crítico de optimización. En este caso, la planificación correcta de portes y rutas para conseguir que los vehículos viajen con la mayor carga posible, así como la formación constante de conductores en estilos de conducción eficientes o  el empleo de vehículos  más eficientes puede ser de gran ayuda para la empresa.

En este esfuerzo por optimizar la función logística, cada vez es más frecuente incluir a proveedores e incluso a clientes, utilizando sistemas y herramientas que puedan integrarse con los de otras empresas. Así por ejemplo compartir sistemas de gestión electrónica de pedidos con clientes o proveedores, algo común en los sistemas ERP, produce un ahorro considerable en la función administrativa y permite acortar los tiempos de pedidos, incluso si los clientes están en otros países o territorios.

 

almacén logístico

 

Costes de operaciones internacionales y del comercio electrónico

El compromiso de la optimización de costes se puede extender a las operaciones que realice la empresa tanto de importación como de exportación a diferentes países. Para ello, además de una correcta recepción, gestión y transmisión del pedido al área de producción, será necesaria una minuciosa preparación de la documentación, seguros y certificados necesarios que acompañan a los pedidos para evitar perdidas o retenciones involuntarias de los pedidos en diferentes aduanas internacionales.

La gestión de las mejores rutas logísticas, los tiempos y costes del transporte internacional, en coordinación con el proveedor de transporte sea transportista u operador logístico, ahorrará tiempo y dinero y mejorará la percepción del cliente de la imagen de la empresa, predisponiéndole a nuevas compras.

Igualmente, la optimización de costes de la función logística debe aplicarse a los sistemas de comercio electrónico, donde los pedidos son más pequeños y numerosos, no sólo a la entrega de pedidos, si no también a la llamada logística inversa, que se aplica a la devolución de pedidos.

 

Es previsible que la función logística evolucione los próximos años de manera importante debido a la utilización de sistemas gestionados por Inteligencia Artificial y quizás la utilización de flota de transportes no tripulados (drones), pero quizás a niveles muy locales o regionales antes de extenderse o generalizarse.

Por ello cada vez es más necesario que las empresas formen o capaciten a su personal para conseguir una mejor adaptación y más rápida a las diferentes herramientas y estrategias tanto presentes como persistas a corto plazo en la actividad logística.

 

cartel anunciador del sector logístico, se ven varias imágenes relacionadas con el transporte: un barco con contenedores y una furgoneta con cajas

 

Visto 743 veces