900 100 957 | 619 926 324

 

Técnicas de movilización de enfermos

COMPARTIR
Valora este artículo
(4 votos)
Viernes, 28 Julio 2023 08:00 Escrito por

 

La movilización es un aspecto fundamental en la atención y el cuidado del enfermo. Por lo tanto, tener la ayuda de un profesional sanitario o cuidador facilita el proceso, garantiza una mayor seguridad y reduce los riesgos de lesiones o daños, tanto para el paciente como para la persona que realiza el movimiento.

En este sentido, es importante que para llevar cabo esta práctica de manera adecuada se adquieran las destrezas necesarias para saber cómo mover correctamente al paciente cuando este no puede hacerlo de forma independiente.

Sigue leyendo este post y conoce las técnicas de movilización, traslado y deambulación del enfermo.

Técnicas de movilización, traslado y deambulación de enfermos

Los principios de la movilización

Es importante destacar que la movilización de los enfermos implica el uso de diferentes técnicas y medios para el apropiado movimiento y cambio postural del paciente según sus necesidades, capacidades y limitaciones.

Antes de realizar cualquier técnica de movilización se debe tener en cuenta algunos principios básicos:

  • Es fundamental comunicarse con el paciente y obtener su consentimiento antes de movilizarlo. Explícale qué vas a hacer y cómo lo harás para que se sienta seguro y respetado.
  • Se debe evaluar la capacidad del paciente para determinar qué tipo de asistencia necesita. Algunos pacientes pueden tener cierta movilidad, mientras que otros pueden necesitar ayuda completa.
  • Se deben utilizar técnicas de movilización adecuadas y seguras. Estas técnicas incluyen el uso adecuado de la fuerza, el posicionamiento adecuado de las manos y la coordinación para evitar lesiones tanto al paciente como al cuidador.
  • Mantener siempre una buena postura al mover al paciente para evitar lesiones en tu espalda y asegurarte de brindar soporte adecuado al paciente durante la movilización.
  • Si el paciente está en proceso de rehabilitación o recuperación, se deben realizar movilizaciones progresivas para ayudarle a recuperar la fuerza y la independencia gradualmente.
  • Evitar movimientos bruscos que puedan causar molestias o lesiones al paciente. Realiza los movimientos de forma suave y controlada.
  • Asegurarse de que el entorno esté libre de obstáculos y utilizar dispositivos de seguridad según sea necesario.
  • Siempre que sea posible, trabajar en equipo para movilizar al paciente. Esto puede ayudar a repartir la carga y asegurar una movilización segura.
  • Durante todo el proceso, respetar la dignidad y privacidad del paciente, así como brindar apoyo emocional.

Las movilizaciones pueden ser de forma activa, cuando el paciente tiene la capacidad de moverse por sí mismo, pero siempre con la supervisión del cuidador o de forma pasiva, en este caso es el cuidador o personal sanitario quien se encarga de mover al enfermo.

Las movilizaciones más frecuentes son:

  1. Mover al paciente hasta la cabecera de la cama.
  2. Decúbito supino (mirando hacia arriba).
  3. Decúbito lateral (colocarlo el paciente de lado).
  4. Decúbito prono (boca abajo).
  5. Fowler (boca arriba en una cama en un ángulo de 45 a 60 grados).
  6. Semifowler (boca arriba en una cama en un ángulo de 30 a 45 grados). 

 

Principales beneficios de la movilización del enfermo

  • Ayuda a prevenir una serie de complicaciones asociadas con la inmovilidad, como formación de úlceras por presión, rigidez muscular, heridas crónicas, infecciones respiratorias y problemas urinarios, entre otras.
  • Activa la circulación sanguínea, lo que permite evitar la formación de coágulos sanguíneos que son causados por periodos prolongados de inactividad.
  • La movilización regular ayuda a mantener la fuerza y la función muscular del enfermo.
  • Mejora el estado de ánimo y bienestar emocional.
  • Promueve la independencia y autonomía del paciente, ayudándole a recuperar su capacidad para realizar sus actividades habituales.

 

personal sanitario ayudando a anciana a realizar sus movimientos en cama

 

Técnicas de traslado 

El traslado consiste en mover al enfermo o paciente de un lugar a otro. Puede realizarse en distintos medios como la cama, la silla de ruedas y la camilla.

La elección del dispositivo para el traslado dependerá del motivo y las condiciones del paciente o enfermo.

Traslado en camilla

Antes de iniciar el traslado se debe mover al paciente de la cama a la camilla. La forma más habitual de hacerlo es con la ayuda de una sábana “entremetida”, la cual se dobla y se coloca bajo del enfermo, desde los hombros hasta los muslos para facilitar el traslado.  

Traslado en silla de ruedas

Es una de las manera más fácil de mover a un paciente de un lado a otro cuando se le dificulte caminar o no es conveniente que lo haga.

Para ello, el cuidador o personal de salud debe asegurarse de la accesibilidad del espacio para maniobrar la silla, verificar las condiciones de la silla y que las ruedas estén bloqueadas antes de sentar al enfermo, ajustar los reposapiés y reposabrazos, entre otras medidas necesarias para que el traslado sea seguro.

Traslado en cama

En este caso el paciente permanece acostado, ya que no son capaz de sentarse o por recomendaciones del especialista no puede ser trasladado de otra forma. Existen otros medios para trasladar al enfermo como las grúas.

Deambulación del enfermo 

La deambulación se refiere a la acción de andar o caminar por parte de una persona de forma autónoma, cuya capacidad puede variar según la condición médica del paciente.

A través de la deambulación se busca promover el equilibrio, la movilidad y la independencia de la persona. En algunos casos es posible que para comenzar a caminar sea necesario la ayuda de otra persona o de un medio técnico como bastones, muletas, andadores y sillas de ruedas, entre otros elementos. 

En resumen, la técnica de movilización tiene que adaptarse a las necesidades individuales del enfermo y realizarse de manera segura para garantizar la comodidad tanto del paciente como del personal encargado de su cuidado. Si quieres conocer en profundidad este ámbito profesional, en Femxa te recomendamos nuestro curso gratuito online Movilización de enfermos que te proporcionará información adicional sobre los riesgos asociados a la inmovilización y las complicaciones de una inadecuada manipulación. 

 

 Chica feliz por todos los cursos gratuitos que ofrece cursos femxa

 

Visto 1991 veces

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
He leído y Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!