Cómo renovar tu Identidad Corporativa

Teléfono900 100 957 | Whatsapp619 926 324

 

Cómo renovar tu Identidad Corporativa

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(4 votos)
Escrito por Viernes, 23 Septiembre 2022 08:00

La identidad corporativa de una empresa remite a su representación visual. Es la manifestación gráfica de la misma y hace referencia a aspectos como el logotipo, las tarjetas de presentación, uniformes de personal, colores corporativos, e incluso tipografía. Básicamente es la personalidad de la organización y, por ello, debes darle el lugar que se merece.

Ten en cuenta que los consumidores asociaran tu marca a una imagen y, mientras más te identifique, más fácil te será posicionarte en el mercado.

¿Quieres dar un giro a tu marca? Puede que tengas varios motivos: búsqueda de nuevos clientes, fidelización de los que ya tienes, introducción en un nuevo mercado o simplemente el logo y los colores han quedado anticuados. 

Algunas empresas optan por modificar ligeramente su identidad para no alterarla demasiado, ya que solo buscan actualizarse y modernizarse un poquito. Pero ¡ojo! No pretendas que haya grandes resultados en tu empresa si solo haces pequeños cambios, ya que una cosa va unida a la otra. 

Sin embargo, otras necesitan cambiar desde la base, desde el corazón del negocio, ya sea porque no representa los valores de la marca o porque los colores no son legibles ni atractivos. Esto es así, en la mayoría de los casos, porque no se prestó demasiada atención a estos aspectos cuando se creó la empresa. A pesar de que hoy en día nos movemos en un mundo visual, es cierto que cuando se empieza desde cero muchos negocios se centran en los números y creación de producto, dejando de lado la identidad corporativa y, por tanto, la imagen de marca.

¿Qué es la identidad corporativa?

¿Cuál es la diferencia? La identidad corporativa es la personalidad de la marca; de tu empresa. La forman los elementos que cité al principio del artículo: el logotipo, los colores, el eslogan y la cultura empresarial (valores).

La imagen de marca es cómo percibe el consumidor o usuario a tu empresa. Ambas deben ir en línea: lo que transmites debe coincidir con lo que perciben.

Puede ser también que quieras lanzar un nuevo producto y buscas llegar a otro tipo de público. O vas a empezar a vender en nuevos mercados, nacionales o internacionales. Los motivos los eliges tú, pero ten en cuenta que el branding es una de las estrategias más utilizadas en la actualidad para conectar con el público y si no sabes quién eres, ¿Cómo vas a venderte?

 

¿Cómo establezco mi identidad corporativa?

¿Es tu caso? ¿Sientes que tu logo no te representa y que tu público no se identifica con tu imagen de marca? Para empezar, debes responder a las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es mi nombre?

¿Tiene relación con mi producto? ¿Mi público objetivo se identifica con él? Piensa que si la respuesta es que no, deberías plantearte cambiarlo. A veces da un poco de miedo, pero es la mejor manera de hacer que te recuerden y, por consecuencia, que se acerquen a tu marca y te compren. No te quedes sólo en el nombre, piensa también en el logo y en los colores.

2. ¿Qué represento?

No solo qué es lo que vendes, si no también tus valores como empresa, qué valor añadido le das a los productos y/o servicios que ofreces. Si das una imagen contradictoria, puede que tus clientes no sepan quién eres o qué quieres transmitir.

3. ¿Cómo quiero que me recuerden?

Este punto es el más importante. Si no te conocen, te juzgarán. Además, la línea de tu identidad corporativa debe ir acorde a que el consumidor confíe en ti y acabe comprando tu producto.

Te pongo un ejemplo de exceso de originalidad en una campaña, en la que la identidad corporativa diluía el producto y provocaba confusión. ¿Conoces la marca MiXta? Es una cerveza con lima que lleva en el mercado desde 2005. Al principio, sus anuncios eran montajes muy creativos en los que podías ver a un cerdo volador, un delfín en el mar o un pato caminando. Los spots publicitarios y la identidad corporativa estaban basados en un público joven, dirigiéndose a ellos a través de los conocidos "memes". Hasta ahí todo correcto: se veía detrás un estudio de mercado, unos colores bien pensados (el verde recuerda a la lima) y una publicidad enfocada al target.

Sin embargo, un día hablando con unos amigos, pregunté: ¿os gustan las campañas de Mixta? Todos respondieron que sí , pero solo uno supo decirme que era una cerveza. Otros pensaban que era un refresco y otros ni siquiera identificaban el producto con la marca.

Conclusión: la imagen de marca debe ir acorde a tu identidad corporativa y debe reflejar >> tus valores + tu producto + tu target.

 personas escogiendo elementos de identidad corporativa

Aspectos básicos para renovar tu identidad corporativa

Una vez tienes las respuestas a las anteriores preguntas, puedes empezar a renovar tu identidad corporativa con éxito:

  • Primero, debes realizar un estudio de mercado y evaluar a tu competencia, a tu público objetivo (al que quieres fidelizar y al que quieres captar), tu posicionamiento en el mercado actual y tu meta.
  • A continuación, echa un vistazo a tu nombre, logotipo, tus colores, el eslogan e incluso la tipografía. Puede que simplemente tengas que hacer una pequeña modernización de todo, bien porque se ha quedado atrasado, o porque la calidad no es suficientemente buena. ¡Dota de aire fresco a tu marca!
  • Recuerda que, si tienes una página web, esta debe reflejar toda la identidad corporativa. No tiene sentido que tu color corporativo sea, por ejemplo, un azul claro y el color predominante de tu site sea el amarillo.
  • Dale una vuelta a las mejores combinaciones cromáticas y echa un vistazo a este artículo sobre el significado de los colores en el marketing.
  • El brochure y el packaging tienen que incluir todos los aspectos de tu identidad corporativa. El brochure no es otra cosa que los folletos publicitarios de tu marca. El packaging es el embalaje temporal de un producto. En marketing, ambos conceptos son muy utilizados para diferenciarse de otras marcas. Si haces cambios, estos deben reflejarse también en estos aspectos.
  • ¡Comunica los cambios! Si no dices a los cuatro vientos que tu marca ha mutado, tus clientes pueden confundirse y pensar que no eres tú. Fíjate en como las grandes empresas avisan de un nuevo nombre, color o eslogan. Tienes que avisar de que has cambiado y el por qué ("Queremos acercarnos más a ti", "Ahora nos encontrarás mejor" "Somos amigos del Medio Ambiente", etc).

¡Mira aquí algunos ejemplos de cambios de imagen de marcas conocidas e inspírate!

 

Cambio de logotipo de Instagram

Cambio del logotipo de la red social Instagram.

 

  

Existen diversos motivos por los que una empresa decide cambiar: cambio de estrategia, expansión del negocio, nuevo nombre, captación de nuevos leads, o nueva línea de producto. Lo más importante es aprender a plantear y plasmar dichos cambios hacia  la visión de los clientes. Que con solo ver el logotipo o cualquier cosa relacionada con tu empresa sean capaces de asociarlo a ella significa que has definido bien tu identidad corporativa y que está dando buen resultado.

Si tienes más curiosidad sobre este tipo de temas, estás en el lugar ideal para desarrollarla. Accede a nuestra selección de cursos de comunicación y marketing y fórmate en un área imprescindible en cualquier organización.

 

reunión de empresa para establecer la estrategia empresarial

 

Visto 7241 veces