El Coaching ha llegado para quedarse

900 100 957 | 619 926 324

 

El Coaching ha llegado para quedarse

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(0 votos)
Escrito por Jueves, 15 Abril 2021 08:00

Pero aún nos preguntamos... ¿Qué es el coaching y qué puede hacer por nosotros?

Yo estudié esta formación reglada a raíz de mi desmotivación laboral. Ganaba un sueldo, me pasaba todo el día en mi trabajo, volvía para casa, cena, cama y empezaba al día siguiente: Sin ilusión, sin pasión y cada día más autómata, y más mecánica.

Hasta que apareció en mi vida algo llamado Coaching. Me formé y mi vida cambió….

No estamos hablando de una serie de disciplinas aplicadas; hablamos de una forma de sentir la vida, un compromiso contigo, con las personas y el entorno. Es mucho más. 

Palabras como zona de confort, responsabilidad, creencias, aceptación o toma de conciencia empiezan a forman parte de mi día a día. Primero como conceptos y después mi aprendizaje me permitió integrarlos en mi forma de actuar, comportarme y vivir.

Qué supone la aplicación del coaching

A través del Coaching acompañamos a las personas y a las organizaciones, empresas e instituciones a conseguir su máximo desarrollo, tanto personal y profesional, o a conseguir un equilibrio y mejoras de las prestaciones y objetivos de las plantillas profesionales. 

En mi formación aprendí a conocerme, a poner en valor mi talento, en qué soy realmente buena y eficaz; aprendí a reconocer esas tareas que empiezas y sin darte cuenta han pasado horas inmersa en ellas: Lo haces de forma tan natural que no las percibes como un logro.

Precisamente ahí comenzó mi despegue porque después vino el cuestionarme pensamientos e interioridades que creía que eran verdades absolutas, y que me impedían avanzar y crecer. Mi mente había construido creencias del tipo “trabajo = sufrir”, “no se me dan bien los idiomas”, “no voy a ascender ni lograr mis objetivos”...

Desde ese pensamiento no consciente buscaba simplemente trabajar y poco podía esperar de esa simpleza. Si tú no eres consciente de ello pero estás buscando un trabajo donde lo normal es sufrir… ¡te lo vas a encontrar! Tendrás lo que no buscaste reflexivamente: Sufrimiento.

Y si tu mente te dice NO a los idiomas, o identificas esa falsa y dañina creencia y la sustituyes por una nueva más positiva, o te quedas sin inglés.

A lo largo de estos años de trabajo con otras personas me he encontrado con muchas creencias que impiden que podamos avanzar hacia nuestros objetivos. Creencias como “no sé hablar en público”, “no valgo para la informática”, “soy incapaz de hacer deporte”, “es imposible ser autónomo y vivir tranquilo”, … hacen casi imposible nuestro crecimiento como seres humanos proactivos y eficaces.

Hagamos un pequeño ejercicio de reflexión

  • Para que te des una idea de lo que estas creencias limitantes condicionan tu vida piensa en un clásico como “todo lo hago mal” y siente cómo estás y lo que te provoca ese pensamiento.

  • Luego intenta pensar en “hay muchísimas cosas que hago bien”

 coaching

¿Hay diferencia? ¡Claro que sí! Es un pasito hacia una nueva realidad

Desde esta experiencia personal, me gustaría resaltar que el Coaching es un proceso que requiere disciplina tanto por parte del coach y del coachee -términos que explicaremos más adelante-. Es un entrenamiento que fomenta el autoconocimiento y nos ayuda a mejorar las competencias, desarrollar habilidades, y crecer desde nuestras capacidades.

Dependiendo del área donde se trabaja podemos hablar de especialidades de Coaching Personal. Se centra en los proyectos de vida y se preocupa del bienestar de la persona:

  •  Empresarial: Trabaja en organizaciones, empresas y se centra en fomentar trabajo en grupo, comunicación, resolución de conflictos.
  •  Ejecutivo: Dirigido a altos ejecutivos. Trabaja las competencias de liderazgo y rendimiento del personal.
  •  Deportivo: Trabaja el potencial del deportista, su empoderamiento y las habilidades de liderazgo.
  •  Educativo: Enfocado a desarrollar a los integrantes del sistema educativo. Tiene la finalidad de buscar la mejora del rendimiento de manera individual, de tal forma que el alumnado potencie sus habilidades sin limitar su potencial y creatividad.

Cualquiera de estas especialidades son dirigidas por un coach, un “entrenador”, un profesional que se ha formado en entidades acreditadas y que enseña técnicas que ayudan al ser humano a alcanzar las metas que quiere conseguir.

A través de esas técnicas especializadas, el coach hace de espejo al coachee -la persona sujeto y objeto de una actuación de Coaching- en sus propias incoherencias, y en sus dudas, del mismo modo que también proyecta en ese espejo lo que es un talento o recurso para dicha persona, posibilitando así la identificación de sus fortalezas, y la acompaña en el descubrimiento de su identidad de tal forma que se responsabilice de su estado actual y futuro.

 El proceso de Coaching se desarrolla entre el coach y el coachee siguiendo una metodología concreta dividida en varias fases:

  • Generación del contexto: En esta primera fase el coachee determina el objetivo a lograr.

  • Situación actual: Después de crear la confianza entre el coach y el coachee, se testea cuál es la situación real del cliente. Es decir, si lo que el coachee le dice al coach es lo mismo que lo que le transmite y en su caso determinar la situación real del coachee.

  • Situación futura: Cuál es el objetivo que quiere trabajar el coachee.

  • Retroalimentación o feedback: coach y coachee se comunican de forma transparente sobre cómo evoluciona el proceso y cómo se sienten.

  • Plan de acción: una vez claro el objetivo hay que ponerlo en práctica. ¿Cómo? El coach, a través de los planes de acción, ayuda al cliente a conseguirlo; por ejemplo, con el seguimiento de una agenda para gestionar bien el tiempo, ejercicios de respiración para mejorar el autocontrol, etc. 

  • Seguimiento: Una vez que se ha logrado el objetivo, cumple hacer un seguimiento del estado del mismo para comprobar si el coachee se ha desviado o no del camino que se estableció en la fase del plan de acción.

Un proceso de coaching puede durar desde 1 a 12 sesiones máximo en el cual es imprescindible un compromiso y un trabajo constante por parte del coachee para alcanzar los objetivos deseados, y una profesionalidad total del coach que permita lograr el grado máximo de comunicación y confianza con su cliente.


Definitivamente el Coaching está aquí para quedarse y formar parte de cualquier enriquecimiento y crecimiento personal en todos los aspectos vitales que cité antes; se tiene la errónea creencia de que el Coaching es una interacción entre coach y coachee circunscrita al campo personal. Esa visión tan incompleta del Coaching ya queda totalmente obsoleta desde el mismo momento que los campos institucionales, empresariales, grupales y de entidades de todo tipo pueden ser foco y objeto de actuaciones de profesionales acreditados de Coaching. Here to stay, como dirían los primigenios coaches de la Oxford University ya en el siglo XIX.

Carol Juárez, Coach certificada ICF

acceso a curso de coaching

Visto 424 veces

Comentarios potenciados por CComment

Newsletter:

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
Estoy de acuerdo con el Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!

Ayúdanos a mejorar:

Ayúdanos a mejorar

Tenemos en el horno un montón de contenidos para nuestro Blog a puntito de salir, pero como nuestro objetivo es que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible, nos gustaría saber sobre qué temáticas o contenidos te gustaría leer o qué tipo de contenido te resultaría más útil.

Rellenando esta breve encuesta, nos ayudarás a crear un espacio acorde con tus preferencias y las del resto de usuarios.