¿Cómo se gestionan los residuos sanitarios?

Teléfono900 100 957 | Whatsapp619 926 324

 

¿Cómo se gestionan los residuos sanitarios?

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(10 votos)
Escrito por Miércoles, 26 Enero 2022 08:30
Categoría: Sanidad y salud

 

Las actividades de atención sanitaria son fundamentales ya que protegen y restauran la salud de las personas, pero generan gran cantidad de residuos.

Estos desechos son un riesgo potencial para la salud porque pueden contener microorganismos y sustancias peligrosas derivadas de los tratamientos, que pueden ser dañinos para los demás pacientes (en caso de hospitales, residencias, centros de día, …), para el personal sanitario, para el medioambiente y para la población en general. De ahí la importancia de una correcta gestión y control de estos residuos, desde que se generan hasta su tratamiento y disposición final.

¿Qué entendemos por residuo sanitario?

Los residuos sanitarios u hospitalarios son los que se generan en las actividades sanitarias. Proceden básicamente de: hospitales, centros de salud, establecimientos asistenciales, laboratorios de investigación, centros donde se practican autopsias, bancos de sangre, centros de donación, residencias de ancianos y, por último y debido a la pandemia, de las casas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS): “De todos los residuos generados por las actividades de atención sanitaria, aproximadamente un 85% son desechos comunes no peligrosos, semejantes a la basura doméstica. El 15% restante se considera material peligroso que puede ser infeccioso, tóxico o radiactivo”. Por ello cobra especial importancia una correcta gestión de estos residuos, para evitar la contaminación ambiental.

Gestión de residuos sanitarios:

El ordenamiento jurídico español no dispone de una normativa específica sobre la gestión de residuos sanitarios, siendo aplicable el régimen general en la materia reflejado en:

En el ámbito autonómico, algunas comunidades autónomas establecen normativas propias (en forma de decretos) para la gestión de los residuos de los establecimientos sanitarios en su territorio.

 

De manera general, para hacer una buena gestión de los residuos sanitarios, estos se clasifican en diferentes grupos, que serán tratados de una forma diferente dependiendo de su peligrosidad:

Clasificación de los residuos sanitarios.

Grupo I: Residuos asimilables a residuos municipales

Son los que no plantean exigencias especiales en su gestión (cartón, papel, material de oficinas y despachos, cocinas, bares y comedores, talleres, jardinería…)

Grupo II: Residuos sanitarios no específicos

Estos residuos incluyen material de curas, yesos, ropa y material de un sólo uso contaminados con sangre, secreciones y/o excreciones, todos ellos no englobados dentro de los residuos clasificados como residuos sanitarios específicos. Son residuos sobre los cuales se han de observar medidas de prevención en la manipulación, la recogida, el almacenamiento y el transporte, únicamente en el ámbito del centro sanitario.

Grupo III: Residuos sanitarios específicos de riesgo

Son residuos sanitarios o infecciosos, residuos anatómicos, sangre y hemoderivados, agujas y material punzante y cortante y vacunas vivas o atenuadas. Debemos hacer una gestión específica de estos residuos, tanto dentro como fuera del centro donde se generan.

Grupo IV: Residuos tipificados en normativas singulares

Son los residuos cuya gestión está sujeta a requerimientos especiales desde el punto de vista higiénico y medioambiental, tanto dentro como fuera del centro generador. Estos residuos incluyen: Residuos citostáticos, restos de sustancias químicas, medicamentos caducados, aceites minerales y sintéticos, residuos con metales, residuos radiactivos y restos anatómicos humanos con entidad (cadáveres y restos de abortos u operaciones quirúrgicas).

 residuos de comida y bebida en un hospital pendientes de tratar

Etapas en la gestión de los residuos sanitarios

Recogida

La recogida se realiza clasificando cada tipo de residuo sanitario en el lugar en el que se genera, de manera que no se depositarán en un mismo recipiente residuos sanitarios de grupos diferentes. Al mismo tiempo, la recogida de residuos sanitarios deberá atender a los criterios de asepsia, inocuidad y economía.

Para la identificación de los residuos se usan contenedores de colores, símbolos y se emplean diferentes envases:

  • Colores: El uso de colores para caracterizar los diferentes envases facilita la labor de los operadores en la actividad de separación, además de evitar errores en las fases de transporte, almacenamiento y tratamiento de los residuos. La forma más simple, económica y directa es el uso de dos colores: “Negro”, para desechos comunes y “Rojo” para desechos peligrosos.
  • Símbolos: Los símbolos (universalmente conocidos) son los de peligrosidad y radioactividad.
  • Tipos de envases: para la segregación de los residuos sanitarios podemos usar:
    • Bolsas plásticas: Son los envases apropiados para los residuos sólidos sin líquidos libres. Deben tener resistencia e impermeabilidad para que no se produzcan pérdidas ni derrames. Si el tratamiento final de los desechos fuera la esterilización, deberán utilizarse bolsas especiales para autoclave, que permiten penetrar al vapor sin derretirlas.
    • Envases rígidos:
      • Para punzocortantes (ej. Agujas): hechos de material plástico rígido y resistente a la perforación golpes y caídas; impermeables, para evitar fugas de líquidos; provistos de un sistema que impida extraer los objetos desechados; de color rojo o amarillo con una etiqueta que los identifique como “Punzocortantes” y con el símbolo universal de biopeligrosidad.
      • Para sólidos que puedan drenar abundantes líquidos: Son recipientes rígidos impermeables con cierres seguros y herméticos para evitar derrames de líquidos de drenaje. 
      • Para vidrio: Los desechos de vidrio deben ser recogidos únicamente en un contenedor para vidrio. Estos recipientes son generalmente de plástico o metal, de forma cilíndrica o cúbica. Todos los recipientes son marcados con la inscripción "Solamente desechos de vidrio".
      • Los residuos químicos, se depositarán en bidones azules como los disolventes halogenados, ácidos, mercurio…

recogida y tratamiento de residuos sanitarios

Transporte intracentro

  • Los residuos sanitarios recogidos en las diferentes zonas del centro serán transportados al almacén de residuos sanitarios antes de las 12 horas.
  • Los contenedores y sistemas de transporte se limpiarán con agua a presión y detergentes.
  • No se dejarán bolsas ni recipientes de residuos en lugares diferentes a la zona donde se han generado o al almacén de residuos sanitarios.
  • Para evitar la rotura de las bolsas durante el transporte de los residuos dentro de un centro sanitario se emplearán bolsas gruesas, se depositarán las bolsas sobre una superficie horizontal (sin apilarlas unas encima de las otras), no se sobrepasará el nivel en los carros de transporte y no se arrastrarán las bolsas por el suelo.
  • El personal que transporta los residuos llevará guantes resistentes a los pinchazos, gafas o mascarillas para evitar salpicaduras y ropa exclusiva para este trabajo. También deben disponer de un baño con ducha y ropa limpia al final de la jornada.

Almacenamiento

  • Los residuos sanitarios no se almacenarán más de 72 horas.
  • El almacén estará ventilado, bien iluminado, debidamente señalizado y acondicionado para poder desinfectarlo y limpiarlo.
  • El almacén podrá cerrarse, tendrá fácil acceso, estará protegido de la intemperie, de las temperaturas elevadas y de los animales.
  • El acceso al mismo sólo se permitirá al personal autorizado.

Tratamiento y eliminación

El tratamiento y eliminación será diferente dependiendo del grupo al que pertenezcan los residuos. Es importante señalar que la eliminación debe correr a cargo de empresas especializadas y autorizadas para evitar la contaminación de suelos y aguas.

  • Los residuos que corresponden a los grupos I y II su eliminación es equiparable a los residuos domésticos: Podremos hacer una eliminación selectiva depositándolos en los contenedores generales o específicos de cartón, envases, vidrio, etc.
  • Los residuos de los grupos III y IV se cederán a un gestor autorizado: Los residuos del grupo III se podrán eliminar mediante la incineración efectuada por empresas autorizadas o por tratamiento con microondas. Los residuos del grupo III que sean cortantes y punzantes, como agujas de bisturí, estiletes y cualquier material metálico que pueda ser vehículo de transmisión de enfermedades, podrán ser tratados mediante esterilización en el mismo centro, y después eliminados como residuos asimilables a los municipales. La eliminación de residuos citostáticos se realizará mediante neutralización química o incineración a una temperatura que pueda garantizar su destrucción. La recogida y eliminación de residuos contaminados con sustancias radiactivas es competencia exclusiva de ENRESA (Empresa Nacional de Residuos Radiactivos, S.A.). La gestión de los restos de cadáveres y los restos humanos con entidad, procedentes de abortos u operaciones quirúrgicas, está regulada por el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria (Decreto 2263/74, M. Gob., BOE de 17.8.1974).

Si quieres ampliar conocimientos acerca de esta temática tienes a tu disposición el curso online de "Gestión de Residuos", donde existe un módulo específico que trata la problemática de los residuos sanitarios.

 acceso a curso online privado de gestión de residuos

 

 

 

Visto 1264 veces

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
He leído y Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!