900 100 957 | 619 926 324

 

Cómo planificar la instalación deportiva ideal

COMPARTIR
Valora este artículo
(6 votos)
Lunes, 22 Mayo 2023 08:00 Escrito por

 

Las instalaciones y los servicios deportivos son los elementos en los que el gestor de instalaciones deportivas ejerce su trabajo y liderazgo. Este profesional diseñará de inicio las características necesarias en una instalación deportiva, características que vienen determinadas por el servicio deportivo que se realizará en ellas y que condicionan su viabilidad y excelencia.

Resulta también vital el liderazgo del gestor deportivo en la prestación de servicios deportivos, donde su competencia, conocimientos y experiencia resultan vitales de cara a obtener la necesaria satisfacción del cliente en un mercado cada vez más competitivo y exigente.

 

Aspectos a conocer para gestionar correctamente instalaciones deportivas

Para poder tener un buen desempeño profesional en el sector deportivo es de suma importancia conocer ciertos aspectos del contexto. Detallamos a continuación tres de los más destacados: la situación actual del deporte, saber la normativa básica que afecta a las instalaciones y servicios deportivos, así como al propio proceso de planificación y gestión.

recepción de una instalación deportiva

 

Situación actual del deporte

Es necesario conocer las principales estadísticas de la industria deportiva para saber cuál es la situación de nuestro sector, ya sea en el marco de la práctica deportiva, del gasto público en materia deportiva, de la comercialización de productos deportivos, etc.

Las estadísticas en el mundo del deporte nos muestran el pasado y el presente, así como a intuir el futuro de este sector, ayudándonos en nuestra forma de entender y de gestionar las instalaciones y los servicios deportivos. Estos números, relevantes a la hora de tomar decisiones, nos enseñan el camino a seguir, las tendencias consolidadas y las nuevas modas en un sector tan dinámico como el deportivo.

Legislación en materia deportiva

El conocimiento normativo en materia deportiva es fundamental de cara a realizar una correcta gestión, determinando cómo ha de ser nuestro desempeño y evitando innecesarias responsabilidades civiles y penales que puedan derivar de una mala praxis profesional.

La normativa básica de referencia en nuestro ámbito es la Ley del Deporte de 1990 de ámbito estatal, así como las diferentes leyes autonómicas existentes y que responden a la cesión de competencias, en materia deportiva, a las comunidades autónomas, registro de entidades deportivas. Hay organizaciones deportivas que brindan apoyo para poder realizar todas estas gestiones y brindar información. 

funciones de un gestor deportivo

 

Gestión Deportiva

Como último aspecto, y que podríamos entender como el más práctico, nos encontramos a la propia gestión deportiva, a lo que da nombre a nuestra profesión, pero ¿qué es la gestión deportiva? Podríamos expresarla como el proceso mediante el cual transformamos una realidad y la convertimos en aquella visión ideal que teníamos previamente.

La gestión deportiva es un proceso que implica una serie de fases que hemos de cumplir para garantizar nuestro éxito y alcanzar los objetivos y metas planteadas. El primer elemento y base de la gestión deportiva sería la planificación, en donde diseñamos las líneas maestras a seguir en la transformación planteada. A esta planificación le siguen la organización, como motor de cambio, y el desarrollo como el camino en si mismo. Por último, el control de gestión y la evaluación de los resultados nos ayudan a dirigir y liderar el cambio, dándonos la necesaria retroalimentación para saber si estamos siguiendo el camino marcado o son precisos reajustes en la planificación.

tipos de gestión deportiva

 

Cómo planificar la instalación deportiva ideal

Volviendo a la cuestión inicial, para saber cómo hemos de realizar dicha planificación, hemos de conocer, antes de nada, cómo es el entorno externo en el que se ha de desarrollar esta instalación deportiva, la oferta de servicios deportivos existentes en el mercado, y los deseos y necesidades de los posibles usuarios. Este último punto es clave. Diseñar y planificar una instalación deportiva en función al cliente, determinará que éste prefiera acudir a nuestro centro y no otro. Incluye tener en cuenta sus costumbres, clases y ejercicios preferidos, estilo de vida, posibilidades económicas, horarios de trabajo y recreación, entre muchos otros. 

Tras este análisis, pasamos a posicionarnos y planificamos nuestra realidad deseada, que ayudará a marcar la dirección y liderazgo del proyecto. Esta realidad deseada será una visión compartida por todo el equipo y la meta que hemos de alcanzar en el desarrollo del proyecto. Recuerda que todos los participantes pueden aportar opiniones e ideas clave, ya que pueden brindarlas desde distintas perspectivas. El trabajo y creación colectiva es la mejor forma de crear proyectos exitosos. 

En el diseño de instalación deportiva contaremos con todos los espacios de actividad deportiva precisos, así como con los espacios auxiliares necesarios para garantizar los objetivos y metas del proyecto. Los diferentes salones y espacios deberán ser suficientemente grandes y bien distribuidos como para poder llevar a cabo las actividades con comodidad, así como también estar equipados con material y aparatos adecuados. Considerar si adicionalmente se necesitará a futuro algún espacio para la organización de eventos deportivos. La ventilación será importante también, ya sea por medios artificiales (aire acondicionados, ventiladores) como naturales (ventanas). Los vestuarios deberán contar con las medidas de higiene y sanidad necesarias.  

Diseñaremos asimismo unas adecuadas circulaciones que permitan la correcta gestión de usuarios y clientes, como métodos de acceso y registro al centro, recepción para atender consultas y otras gestiones, sistema o software que permita el registro y control de datos del cliente, pagos y cobros, etc. 

 

gestor de instalaciones deportivas y usuaria

 

Nuestra instalación tendrá la máxima rentabilidad económica y social, debiendo estar plenamente adaptada a los servicios deportivos que desarrollemos. Para ello, es preciso contar con un equipo de técnicos debidamente cualificados y capacitados, dirigidos y liderados por gestores deportivos competentes, teniendo que garantizarse la calidad en el servicio y una máxima satisfacción de clientes y usuarios. Adicionalmente, y dependiendo de las circunstancias, quizá sea necesario contratar otros empleados que desempeñen tareas de recepción y administración, de limpieza, mantenimiento general, entre otras. 

Por último, y no menos importante, hemos de desarrollar procesos de retroalimentación y control que nos posibiliten la mejora continua y nos conduzcan a la excelencia. Procesos orientados a las personas y a los resultados, procesos que nos permitan aprender y que nos muestren el camino del cambio. Para conseguirlo, se pueden realizar encuestas a los clientes, dialogar con ellos en el día a día para conocer más sobre sus opiniones, por ejemplo.

Si te apasiona el deporte y te quieres hacer carrera profesional en la dirección y gestión de instalaciones deportivas, te recomendamos que amplíes tu formación en este campo de conocimiento. En Cursos femxa disponemos de los cursos adecuados para este sector de actividades físico deportivas, y en concreto, un curso específico de gestión de instalaciones deportivas.

 

Visto 2778 veces