900 100 957 | 619 926 324

 

Qué son los aditivos alimentarios y para qué sirven

COMPARTIR
Valora este artículo
(3 votos)
Lunes, 30 Octubre 2023 08:00 Escrito por

La seguridad de los aditivos alimentarios es un tema de creciente interés y preocupación, tanto para la industria como para los gobiernos y los consumidores.

Por ello, los avances en la comprensión de los riesgos y beneficios de los aditivos ha originado cambios en las regulaciones y ha permitido además que los consumidores estén informados y tengan más opciones de elección.

En este post te explicamos en qué consisten los aditivos alimentarios y para qué se utilizan.

Alimentación y aditivos

¿Qué son los aditivos alimentarios?

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), define los aditivos alimentarios como sustancias añadidas intencionadamente a los alimentos para desempeñar ciertas funciones tecnológicas, como dar color, endulzar o ayudar a conservar los alimentos.

En la Unión Europea, por ejemplo, los aditivos alimentarios se regulan e identifican mediante un sistema de numeración E, donde cada aditivo recibe un número procedido por la letra “E”. Esta se utiliza para identificar tipos de aditivos en la lista de ingredientes del producto.

Algunos ejemplos comunes de aditivos alimentarios incluyen:

Conservantes

Estos ayudan a prolongar la vida útil de los alimentos al prevenir el crecimiento de bacterias, levaduras y mohos. Ejemplos de conservantes son el ácido ascórbico (vitamina C) y el benzoato de sodio.

Colorantes

Se utilizan para mejorar o mantener el color natural de los alimentos o para darles un color atractivo. Ejemplos de colorantes son el carmín, la tartrazina y el caramelo.

Edulcorantes

Sustituyen al azúcar en los alimentos para proporcionar dulzura sin calorías o con menos calorías. Ejemplos de edulcorantes son el aspartamo, la sacarina y la sucralosa.

Potenciadores del sabor

Mejoran o intensifican el sabor de los alimentos. El glutamato monosódico (MSG) es un ejemplo conocido de potenciador del sabor.

Espesantes y gelificantes

Se utilizan para darle una consistencia específica a los alimentos, como hacer que una salsa sea más espesa. Ejemplos de espesantes incluyen la goma guar y la pectina.

Antioxidantes

Ayudan a prevenir la oxidación de los alimentos, lo que puede causar deterioro del sabor y la calidad. La vitamina E y el ácido ascórbico son antioxidantes comunes.

Emulgentes

Permiten que los ingredientes que normalmente no se mezclan, como el agua y el aceite, se mezclen de manera estable. La lecitina de soja es un ejemplo de emulgente.

 

Chica leyendo los ingredientes de producto en el supermercado

 

El etiquetado de los aditivos

Como mencionamos anteriormente, los aditivos alimentarios deben figurar en la lista de ingredientes de los alimentos, ya que que permite a los consumidores conocer su presencia en un producto y tomar decisiones informadas.

El etiquetado también debe indicar la cantidad de aditivo presente en el producto, ya sea como un porcentaje o una cantidad numérica, generalmente expresada en miligramos por cada 100 gramos o mililitros del producto. En algunos casos, los nombres de aditivos alimentarios deben destacarse en letras mayúsculas para mejorar la visibilidad en el etiquetado. Esto se aplica especialmente a ciertos colorantes.

Asimismo, si un aditivo alimentario presenta riesgos para la salud, como alergenicidad o intolerancia, se deben proporcionar advertencias adicionales en el etiquetado.

Cabe destacar que, la regulación de etiquetado de aditivos alimentarios en la UE sigue las pautas establecidas en el Reglamento (UE) No 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor.

 

La seguridad de los aditivos alimentarios

Antes de que un aditivo sea aprobado para su uso en alimentos, debe someterse a una rigurosa evaluación de seguridad. Esta medida permite garantizar que se utilicen de forma segura y adecuada.

Por ello, se establece también un límite máximo de uso para cada aditivo según el tipo de alimento sin que este represente un riesgo para la salud.

De igual forma, los aditivos existentes deben ser revisados regularmente y si surgen nuevas evidencias científicas que indican problemas de seguridad con un aditivo en particular, las regulaciones pueden actualizarse o el aditivo puede retirarse del mercado.

 aditivos alimentarios

Preferencias del consumidor y tendencias de consumo 

Los consumidores cada vez más prefieren ingerir productos que no sean nocivos para la salud, por lo que las empresas han tenido que buscar nuevas alternativas y reformular sus productos para incluir ingredientes naturales, ajustándose a las tendencias y exigencias del consumidor en la industria alimentaria.

Hoy en día, los productos naturales se asocian con prácticas agrícolas más sostenibles y menos uso de ingredientes artificiales. Sin embargo, es cierto también que los aditivos alimentarios son evaluados constantemente y se consideran seguros cuando se utilizan dentro de los límites establecidos.  

Si trabajas en alguna empresa del sector de la  industria alimentaria y te gustaría mejorar en tu área profesional, te recomendamos consultar nuestros cursos gratuitos en modalidad online, con los que podrás formarte desde cualquier lugar y sin horarios, ¡solicita tu plaza!

 

Formación gratuita online

 

 

Visto 682 veces

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
He leído y Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!

Últimos artículos