900 100 957 | 619 926 324

 

7 pasos para una memorización infalible

COMPARTIR
Valora este artículo
(3 votos)
Miércoles, 31 Mayo 2023 08:30 Escrito por

Cuando estamos en épocas de estudio intensas todos los trucos, tips, técnicas y en general cualquier método de apoyo al estudio son bienvenidos.

En este post te ofrecemos ayuda útil sobre cómo mejorar tus hábitos de estudio para que memorices fácilmente y comprendas todos los conceptos que necesitas para lograr tus objetivos formativos...

¡En sólo 7 pasos!

¿Lo pasas mal cuando te toca memorizar? ? ¡Con estos 7 trucos, será coser y cantar!

 

Técnicas de estudio para mejorar tu memorización

personaje que va subiendo escalones según avanza en los pasos para una memorización infalible

Lee dos veces: una para comprender el tema y otra para quedarte con lo importante.

Puedes pensar ¿pero cuantas veces hay que leer para memorizar? Pues algunos autores piensan que se debe hacer tres veces, pues en la primera se captan las ideas generales, en la segunda se entienden los detalles accesorios y por fin, en la tercera se asimila de un modo global el contenido, consolidando el conocimiento.

Este proceso de repetición varía en función de la persona y de su contexto, que puede venir dado por varios factores, que si puedes controlarlos, ganarás en productividad:

  • Motivación y estado de ánimo.
  • Grado de concentración. Te recomendamos crear un espacio adecuado que facilite el poder concentrarse.
  • Dificultad de la materia. Es importante conocer el nivel de contenidos al que nos enfrentamos.
  • Relación entre la cantidad de información y el tiempo disponible.

 


Resalta lo fundamental con un código de colores.

Lo importante a la hora de resaltar un texto es que diferencies entre sus partes.

Utiliza varios colores y trazos de manera uniforme, y que siempre signifiquen lo mismo, de este modo, usa un subrayado grueso para los conceptos principales y palabras concretas que quieras recordar, y una línea más fina para frases completas.

Colorea en otro tono y punteado ejemplos que te clarifiquen las diferentes ideas. 


Plasma tus ideas en un formato visual: esquemas y diagramas

Cuando se visualizan los conceptos en un espacio determinado es más fácil recordar las ideas, pues las estamos relacionando en un orden y espacio determinados, y eso, a nuestra mente le facilita la tarea.

La clave está en realizar diagramas y mapas mentales de manera sencilla pero creativa y vistosa para aprovechar a tope esta técnica. Te recomendamos la herramienta de Canva para diseñar tus mapas mentales.

Sobre los diagramas, no todos aportan la misma efectividad, algunos pueden ser muy sencillos y no ser aptos para conceptualizar nuestra materia y otros demasiado complicados para necesidades más esquemáticas, os recomendamos este artículo sobre los tipos de diagramas que existen y cómo elegirlos.


Resúmelo con tus palabras.

Resumir un texto con palabras propias ayuda a fijar conceptos y asimilar las ideas, para hacerlo de modo efectivo, y en definitiva, estudiar mejor, lo ideal es seguir los siguientes pasos:

  • Leer el texto de forma activa.
  • Identificar las ideas principales y secundarias.
  • Subrayar las palabras clave.
  • Hacer un esquema o mapa mental.


Repasa lo aprendido, hazte preguntas e intenta contestarlas.

Un buen truco psicológico es ponerte en el lugar del profesor y proponerte a ti mismo preguntas como si fuesen una evaluación.

De este modo estarás analizando inconscientemente el texto para identificar las frases clave (sobre las que realizar la pregunta) y al mismo tiempo trabajando las ideas principales.

Para esta tarea puedes ayudarte de herramientas en línea que facilitan la labor de creación de cuestionarios y exámenes.

 

Recurre a los acrónimos para recordar listas.

Recordar un acrónimo es más sencillo que una lista completa, por lo que si aprendemos a crearlos fácilmente tendremos una herramienta fabulosa para no olvidarnos de ningún item de un inventario de conceptos.

Podemos hacerlo de dos maneras:

  • Usar la primera letra de cada palabra de la lista para crear el acrónimo. Por ejemplo, para memorizar una la lista de la compra que incluya leche, huevos, pan y queso, se puede resumir como LHPQ.
  • Crear palabras con la información que necesitas recordar, varía el orden de los items o coge el concepto principal de cada uno para crear una palabra que con cada letra te remita a un elemento de la lista.

 


Asocia la teoría a historias. Narrar algo ayuda a retenerlo más fácilmente.

Una narración cuenta un proceso en el que se desarrollan varias acciones, y normalmente se compone de presentación, nudo y desenlace. Aprovecha este esquema mental para memorizar.

  • En la presentación plantea el contexto.
  • En el nudo de la historia piensa cómo se desarrollan los conceptos principales
  • En el desenlace plantea cómo cada concepto se convierte en un objetivo final a lograr

Asocia estos tres momentos a un entorno divertido o a un espacio determinado, como te contamos en este otro post sobre la técnica del palacio mental, y así podrás retener toda la información sin esfuerzo.

 

 

Si con este post te hemos ayudado, ¡objetivo cumplido!

Aún podemos ayudarte más, en nuestra categoría del blog "estudia con nosotros" encontrarás más consejos para formarte y ser más eficiente en tus estudios. Además si te registras en cursosfemxa.es podrás acceder a nuestra biblioteca de recursos gratuitos (ebooks, guías y plantillas) con los que triunfar tanto en el estudio como en la búsqueda de empleo, y de regalo, te mantendremos informado sobre los cursos gratuitos que más te interesen.

 

gafas, bolígrafo y libreta con un mensaje de ser feliz estudiando

 

 

 

Visto 1735 veces