Mejora como profesional gracias a las subvenciones para autónomos

900 100 957 | 619 926 324

 

Mejora como profesional gracias a las subvenciones para autónomos

Valora este artículo
(2 votos)
Escrito por Lunes, 14 Septiembre 2020 14:40
Categoría: Emprender

Trabajar como autónomo es hacerlo sin red de seguridad, todo el trabajo depende de tus recursos y tu dedicación. A la hora de hacer la planificación de ingresos, gastos e inversiones una ayudita te puede venir bien, ¿verdad?

Este artículo habla sobre esto. Las administraciones disponen de líneas de subvenciones que pueden convertirse en el empujoncito que necesitas para darte de alta y comenzar tu actividad, o esa financiación necesaria para disponer de nuevo equipamiento y ser competitivo en un mercado cada vez más complicado.

Subvenciones para autónomos.

En España, el tejido empresarial está compuesto en su mayoría por pymes y autónomos. Por lo que el blog de Cursos Femxa les prestará toda la atención que se merecen, clarificando al máximo qué subvenciones para autónomos se pueden solicitar.

Distinción entre ayudas y subvenciones.

Para comenzar con orden debes acceder al origen de la normativa. El SEPE establece los apoyos disponibles del gobierno a la iniciativa emprendedora que supone el trabajo autónomo, desde el apartado específico para Autónomos de su web.

Debes tener claro que no todo el apoyo que se te brinda como trabajador autónomo se clasifica como una subvención.

Existen diversas ayudas que mejoran tu ‘calidad de vida’ como autónomo. Suponen un incentivo en la organización de tu actividad como profesional, o como persona jurídica, como por ejemplo, pagar una cuota de seguridad social muy pequeña al inicio de la actividad; disponer de bonificaciones por conciliación de la vida familiar o reducciones aplicadas a proyectos generadores de empleo. Se tratarán este tipo de consideraciones en otro artículo.

Entidades que pueden aportar financiación para autónomos.

Encontrar la subvención adecuada no es tan fácil como parece. La legislación está muy dispersa y son muchas las entidades que aportan financiación y de maneras diversas.

Las principales vías para buscar la subvención adecuada son dos: Comunidades autónomas y el ICO. Esta entidad, proporciona financiación a nivel estatal para empresas y emprendedores, si bien se trata de créditos que mejoran las condiciones de mercado y no funcionan como lo que se entiende como subvención. Puedes consultarlos desde el apartado específico de su web para empresas y emprendedores.

Respecto a las comunidades autónomas, pincha en este texto para acceder a un listado que te guíe para saber dónde buscar la información necesaria según tu lugar de residencia.

En todo caso te recomendamos acceder al buscador ayudas y becas que la administración del gobierno pone a disposición de los usuarios:

BUSCADOR DE SUBVENCIONES

Autónomo que comienza su actividad profesional

 

Si vas a pedir una subvención, lee este apartado.

No debes pensar que la subvención te va a resolver la vida.

Va a ser un complemento que te vendrá bien, pero no debe ser la base en la que centralices tus inversiones y tu actividad económica. Habrás oído a muchos emprendedores quejarse de que no hay ayudas y que es muy difícil empezar desde cero. Es cierto, pero también lo es que si eres un emprendedor, debes tener una base financiera y un estudio de mercado que avale tu actividad. Ésta debe ser viable sin necesidad de ayudas mágicas. 

Ten en cuenta el plazo de resolución y cobro de la subvención.

Seguramente tendrás que adelantar los fondos para realizar las inversiones consignadas, y una vez justificados todos los apartados, podrás cobrarla. Además, muchas subvenciones cofinancian las inversiones, por lo que no aportan el 100% del capital necesario. 

Lee con mucha atención.

Las bases suelen ser complicadas y pueden tener letra pequeña. Presta atención a incompatibilidades entre varias subvenciones, penalizaciones, devoluciones por cese de actividad o poco tiempo para presentación de la documentación solicitada o para ejecutar el objeto de la subvención (realizar una compra o requerir un servicio). Este tipo de factores pueden convertirse en una pesadilla. Estúdialos bien y piensa si te interesa realmente disponer de unos fondos que te resten productividad o no sean realmente efectivos. 

 

Subvenciones disponibles para nuevos autónomos.

En virtud de la Orden TAS/1622/2007 de 5 de junio se establecen cuatro tipos; ligadas al autoempleo. Se gestionan en las comunidades autónomas, desde las consejerías de empleo.

Subvención por darse de alta como trabajador autónomo.

Hasta un máximo de 10000 €. Cada comunidad las regula con sus propios criterios. Habitualmente va vinculada a una inversión en activos destinados a la actividad profesional y a un compromiso de permanencia en el tiempo en calidad de autónomo.

Subvención por asistencia técnica.

Supone una ayuda financiera para poder acceder a servicios necesarios para el establecimiento de la actividad económica. Como máximo serán 2000 €, con el límite del 75% del precio de los servicios.

Subvención por formación.

Pensada para que puedas formarte en gestión empresarial. Abarca temáticas como las tecnologías de información y comunicación, o cursos implicados en la puesta en marcha de la actividad.

Subvención financiera.

No es estrictamente una subvención sino un crédito a un interés preferente, que sólo se puede destinar a financiar las inversiones que implican la creación y puesta en funcionamiento de la actividad. Su importe máximo será de 10000 €.

 

En la web del ministerio de trabajo están ampliamente desarrolladas, para cualquier duda, consulta su apartado sobre promoción del empleo autónomo.

 Nueva autónoma

 

Indirectamente, también puedes beneficiarte de subvenciones sin tener que solicitarlas. Un ejemplo son las cuantías destinadas a formación para el empleo de los trabajadores autónomos. Entidades como Cursos Femxa, solicitan este tipo de financiación pública para ejecutar planes de formación dirigidos a diferentes tipos de trabajadores, entre ellos, por supuesto, los autónomos como tú.

La manera en que puedes acceder a cursos de formación dirigidos a autónomos es sencilla y no implica ningún trámite ante la administración. Simplemente regístrate en Cursos Femxa y busca los cursos gratuitos que necesitas. Gran cantidad de ellos son aptos para tu perfil de trabajador autónomo. La única gestión que debes realizar es la matriculación. Simplemente acreditando estar dado de alta en el RETA (régimen especial de los trabajadores autónomos) ya podrás formarte de modo gratuito.

Una de las ventajas de esta formación es que está avalada por el SEPE y su financiación proviene de los fondos para formación que se aportan desde las nóminas, lo cual supone una garantía extra.

Llegados a este punto, una buena recomendación es realizar formaciones sobre gestión empresarial y emprendimiento, busca los cursos que se adapten a tus necesidades en función de tu sector laboral, y si no lo ves claro, contacta con Cursos Femxa.

Visto 409 veces
Más artículos en esta categoría: « ¿Qué necesitas saber para hacerte autónomo? 

Newsletter:

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo electrónico los mejores cursos del momento, contenidos exclusivos sobre formación y empleo,...¡y mucho más!
captcha 
Estoy de acuerdo con el Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en las redes!

Ayúdanos a mejorar:

Ayúdanos a mejorar

Tenemos en el horno un montón de contenidos para nuestro Blog a puntito de salir, pero como nuestro objetivo es que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible, nos gustaría saber sobre qué temáticas o contenidos te gustaría leer o qué tipo de contenido te resultaría más útil.

Rellenando esta breve encuesta, nos ayudarás a crear un espacio acorde con tus preferencias y las del resto de usuarios.