Cómo aumentar los alumnos finalizados en cursos online

Teléfono900 100 957 | Whatsapp619 926 324

 

Las claves para aumentar la tasa de alumnos finalizados en cursos online

COMPARTIR
 
 
Valora este artículo
(3 votos)
Escrito por Lunes, 06 Junio 2022 08:30
Categoría: Educación

Cuando empecé a tutorizar cursos online, a principios del 2018, la cifra del 85% de finalización de alumnos que se esperaba que alcanzáramos los tutores en nuestros cursos me pareció una utopía.

Recuerdo bromear con alguna tutora, más experimentada que yo, sobre esa cifra, que se antojaba inalcanzable. Por aquél entonces, aún poniéndole mucho empeño, no conseguía superar el 50% ó 60% de alumnos finalizados.

Llegar a ese ansiado 85% empezó a obsesionarme un poco. Ya con varios cursos tutorizados a mis espaldas y conociendo a otros tutores que llegaban o se acercaban a ese número en muchos de sus cursos, empecé a replantearme algunas metodologías que estaba empleando en mis tutorizaciones para ver cómo podía mejorarlas. Si no cambiaba nada, mis resultados tampoco lo harían...

 

En este artículo voy a contarte sobre qué factores he ido haciendo cambios desde entonces hasta la actualidad, con más de 300 acciones formativas impartidas.

 

Cómo conseguí aumentar un 25% la tasa de
alumnos finalizados en mis cursos online



Ya conoces los tips que yo misma empleo en todos mis cursos
y que me ayudaron aumentar en más de un 25% la tasa de alumnos finalizados, pero antes de aplicarlos debes reflexionar sobre los factores internos y externos que pueden afectar a la hora de analizar por qué acaban o no los alumnos un curso.


Factores externos a la tutorización que afectan a la tasa de finalización del alumnado

Hay que señalar que hay factores externos a la tutorización que afectan a la tasa de finalización de los alumnos y sobre los cuales, el tutor no puede incidir. Los más importantes a mi juicio son:

La necesidad o no de contar con la titulación.

Si el alumno necesita el título para acceder a un puesto de trabajo, por ejemplo, la probabilidad de que finalice el curso y obtenga su diploma es mucho más alta que si no lo necesita.

La necesidad o no de contar con los conocimientos

En ocasiones el alumno no necesita un título, pero sí “saber hacer” determinadas funciones para su puesto de trabajo o para su proyecto profesional. Por ejemplo, un emprendedor que quiere ofrecer sus servicios por Internet, necesita saber gestionar su propia web, crear contenidos, administrar sus redes sociales, etc…

La situación laboral actual del alumnado

En el caso de los “ocupados” disponen de menos tiempo para formación que los alumnos que están en paro.

Además, dentro de los que están trabajando, pueden encontrarse en momentos estacionales con mayor pico de trabajo coincidiendo con el curso. Por ejemplo, los cursos del sector del comercio que coinciden con las Rebajas o Navidad tienen una tasa de finalización baja ya que los alumnos no tienen tiempo para dedicarle al curso. Ocurre lo mismo con los cursos de hostelería que coinciden con períodos vacacionales. Tiene todo el sentido.

La capacidad para conciliar

Trabajo, familia y formación es un mix difícil de sobrellevar. Las características particulares del alumnado van a determinar el tiempo y la dedicación que puedan darle al curso.

 

 

 

 

Factores internos a la tutorización que afectan a la tasa de finalización del alumnado

Por suerte, hay muchos otros aspectos en los que el tutor sí puede incidir para motivar a los alumnos y conseguir que estos finalicen con éxito sus cursos.

Hablando desde la experiencia alcanzada durante los últimos 4 años de teletutorizaciones de acciones formativas para el empleo, considero los siguientes factores como los más relevantes para conseguir que los alumnos acaben sus cursos:

La personalización

Somos personas tutorizando y guiando a personas a lo largo de la formación. Personas con cara, con voz y con un tono y estilo de comunicación propio.

Un tutor cercano, fácil de contactar y que responde de manera individualizada a cada alumno y no solo con plantillas y comunicaciones genéricas, tiene mucho ganado.

La interacción

Del tutor con el alumno y del alumno con el tutor. Constante, individualizada y directa. Haciendo seguimiento del curso, proponiendo foros, respondiendo dudas y aportando feedback. Utilizando todos los canales que estén a nuestra disposición: teléfono (preferiblemente Whatsapp), correo, foros, chat, webinars...

La conexión con la actualidad

Tanto de los contenidos del propio curso que, en ocasiones, pueden haberse quedado un poco desactualizados (ej, Informes anuales, estadísticas, nuevas funcionalidades de herramientas) como a la hora de vincular la formación con la actualidad a través de noticias y debates.

Por ejemplo, enlazar una noticia sobre la demanda de un nuevo perfil profesional relacionado con la formación que estás impartiendo en un sector determinado, puede motivar a los alumnos a seguir formándose para acceder a ese tipo de ofertas laborales.

En algunas materias la obsolescencia de contenidos es muy rápida y el tutor debe saber paliar estas situaciones. Ver un informe sobre Redes Sociales con sólo unos meses de antigüedad puede desmotivar al alumno y generar en él la percepción de que lo que va a aprender está desactualizado y no le va a servir. El tutor puede, y debe, tratar de revisar y actualizar los contenidos del curso siempre que sea posible. 

Plantear un caso práctico real y actual para que lo analicen o debatan cómo se ha resuelto a través de un foro, anima a los alumnos a reflexionar sobre lo que están aprendiendo y a conectarlo con la realidad, lo que hace que se impliquen más en el curso.

El feedback

Muchos alumnos solo tienen tiempo de leer los contenidos, ver los vídeos y conseguir hacer el examen final el último día de curso. Pero, para muchos otros, esto no es suficiente, necesitan tangibilizar que el curso les va a resultar útil para sentirse motivados para continuar.

“¿Sabré hacer todo esto que estoy estudiando o se quedará en pura teoría?”

La diferencia entre un curso online tutorizado y otro que no lo es radica en que hay un profesional con experiencia en la especialidad que está impartiendo, que puede dar feedback para que el alumno sepa si “es capaz” de aplicar sus conocimientos.

Las actividades prácticas específicas de los distintos temas tratados en el curso son de vital importancia para muchos alumnos y, en ocasiones, son lo que marca la diferencia entre unos cursos y otros. La propuesta de actividades y el feedback son el “sello” del tutor.

 

El Resumen de estos dos artículos sobre tutorización online de acciones formativas radica en la capacidad del tutor/a de influir sobre el trabajo de los alumnos en el curso, de manera que se mejoran significativamente los índices de estudiantes que finalizan el curso y aplican lo aprendido en su día a día. En Femxa estamos de tu parte, si eres docente online, consúltanos lo que necesites, desde los comentarios de este artículo o desde redes sociales. Te aconsejaremos sobre cómo mejorar tu nivel de impartición y sobre cómo seguir formándote y especializándote en esta profesión tan actual y en constante conexión con la sociedad.

 

acceso a cursos de educación, docencia y formación

 

 

Visto 897 veces